arriba

Con los deberes hechos y los protagonistas habituales en el banquillo o la grada, la oportunidad fue para los canteranos, suplentes y debutantes, que se lucieron en el Camp Nou en el partido ante el Rubin Kazan, más con el resultado y el dominio que con la brillantez en el juego. La pega fue las lesiones de Jeffren y Bojan.