Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

¿Es capaz un ser humano de aguantar un año en el espacio? ¿Cómo responde el cuerpo a tanto tiempo en estado de ingravidez? Son las preguntas que busca responder la NASA en la próxima expedición a la Estación Espacial Internacional (EEI), en la que los astronautas Scott Kelly (Estados Unidos) y Mikhail Kornienko (Rusia) tienen previsto permanecer 12 meses. Los astronautas de la expedición 43-46 han partido a bordo de una nave Soyuz TMA-16M este viernes, junto al astronauta ruso Gennady Padalka -que estará seis meses- desde el cosmódromo de Baikonur (Kazajistán).

El satélite Gaia, de la Agencia Espacial Europea (ESA), ha despegado con éxito a bordo del lanzador ruso Soyuz VS06 a las 9.12 horas UTC (las 10.12 hora peninsular) desde el Puerto Espacial Europeo en la Guayana Francesa.

Esta sonda espacial va a situarse a un millón y medio de kilómetros de la Tierra. Al cabo de unos cuatro meses comenzará a barrer el cielo cada seis horas y cada seis meses habrá cubierto la totalidad de la Vía Láctea.

El módulo de descenso de la nave rusa Soyuz TMA-03M, con tres tripulantes a bordo, ha aterrizado con éxito este domingo en las estepas de Kazajistán, ha informado el Centro del Control de Vuelos (CCVE) de Rusia. La cápsula, que trajo de regreso de la Estación Espacial Internacional (ISS) al cosmonauta ruso Oleg Kononenko, al astronauta estadounidense Donald Pettit y al holandés André Kuipers tocó tierra a las 08.14 GMT, la hora prevista.

Desde la localidad de Kourou, en la Guayana Francesa situada en la costa norte de America del Sur entre Brasil y Surinam ha despegado con éxito el cohete Soyuz ST con seis satélites a bordo. Este era el momento del despegue... seguido con especial atención por franceses y chilenos dueños de los satelites que porta. El Soyuz abrirá su bóveda a 700 kilómetros de altura y colocará en órbita los satelites. Primero al francés de observación terrestre Pléyades 1. Le seguirán cuatro microsatélites franceses y al final será puesto en órbita un satélite chileno de observación terrestre.

La nave rusa Soyuz TMA-22, con tres tripulantes a bordo, se ha acoplado con éxito este miércoles a la Estación Espacial Internacional (ISS) y ha disipado los temores originados por una serie de fracasos en el sector aeroespacial ruso.

La nave, tripulada por los cosmonautas rusos Antón Shkáplerov y Anatoli Ivanishin y el astronauta estadounidense Daniel Burbank, se enganchó en el puerto de amarre del módulo Poisk, que forma parte del segmento ruso de la ISS, en una maniobra que transcurrió sin inconvenientes.

Rusia ha suspendido los lanzamientos de los cohetes Soyuz tras perder el carguero espacial Progress M-12M, que se estrelló ayer en Siberia sin haber alcanzado la órbita correcta. La suspensión afectará casi con total seguridad el lanzamiento del satélite de navegación Glonass-M, con ayuda de un cohete portador Soyuz-2, previsto para este viernes, aunque la decisión definitiva se adoptará en las próximas horas.