arriba

Los trenes de cercanías en Cataluña siguen afectados este miércoles por el robo de cable registrado el martes. Tres líneas de Rodalies (R2 norte, R8 y R11) funcionan a la mitad de su capacidad -con dos trenes cada hora y sentido- y con un incremento en el tiempo de viaje de 20 minutos. En el caso del tramo entre las estaciones de Cerdanyola Universitat y Granollers Centre, que se cubre con un servicio alternativo de autobuses. Además, se ha establecido un servicio de autocares sin paradas para unir Granollers, Mollet Sant Fost, Montmeló y La Llagosta con la estación de Sant Andreu Arenal en Barcelona, donde ya disponen de trenes de cercanías de las líneas R3 y R4, así como de servicios de Metro y autobús. Los viajeros siguen sufriendo retrasos y, de momento, no hay fecha para el restablecimiento total del servicio.

El robo de cable de cobre en Mollet del Vallès (Barcelona) y un posterior incendio ha provocado retrasos de hasta una hora en las líneas R2, R11 y el corte de la línea R8 de Rodalies. Hasta las 10:00 horas se han visto afectados 20.000 pasajeros y 50 trenes. La incidencia se ha producido a las 02:13 horas por el robo de unos 60 metros de cable de cobre de la catenaria cerca de Mollet del Vallès.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, el presidente de Telefónica, César Alierta, y el de Renfe, Pablo Vázquez, han presentado en la estación de Atocha el primer tren AVE con wifi y el diseño piloto de la plataforma digital de contenidos y servicios para los viajeros en trenes y estaciones de Cercanías. Está previsto que en noviembre comience la instalación de la solución tecnológica que permite la conectividad a bordo en todos los trenes que cubren el servicio AVE en el corredor Madrid-Sevilla. Según Pastor, se trata de una "revolución" que permitirá mejorar la calidad de vida de los usuarios, avanzar en el proceso de transformación digital de la compañía y diferenciar sus servicios de otros modos de transporte, favoreciendo su competitividad y eficiencia.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha pedido colaboración a todas las administraciones para esclarecer el corte intencionado de los cables de la línea de alta velocidad registrado este jueves en el tramo entre Barcelona y Figueres. "Queremos investigar hasta el final y pedimos a todas las administraciones colaboración" para esclarecer unos hechos muy graves, "que podrían llegar incluso hasta el sabotaje", ha añadido la número dos del Gobierno, que también ha confirmado que un juzgado de la Audiencia Nacional ha abierto diligencias para investigar lo sucedido.

La fibra óptica es una delgada hebra de vidrio o silicio fundido que conduce la luz. Se utiliza para transmitir información con la seguridad de que no se corromperá por el camino. En el ámbito ferroviario, comunica la infraestructura con el tren y con el puesto de control. El gestor de las infraestructuras de Renfe, Adif, ha sufrido desde 2011 el robo de 1.200 kilómetros de cable de cobre, un metal que se paga caro en el mercado negro. El 50% de los casos se produce en Cataluña y los ladrones no se llevan la fibra óptica porque no vale nada.

El portavoz de la Federación Española de Recuperación y Reciclaje, Álvaro Rodríguez, ha explicado al Canal 24 Horas que los autores de la rotura de la fibra óptica que ha causado la parálisis del servicio de alta velocidad en Cataluña "eran ladrones con poca experiencia" porque no han cortado la catenaria -donde se concentra el cable de cobre-, sino la fibra óptica, "que una vez cortada, no tiene ningún valor".

Desde este miércoles será posible viajar de Madrid a León en 2 horas. Será gracias a la linea de AVE que inaugura este martes el presidente Rajoy y la ministra de Fomento y que tiene también parada en Valladolid y Palencia. El proyecto ha costado 1.620 millones de euros y ha tardado ocho años en hacerse efectivo. Hasta el 15 de octubre el billete a León costará 20 euros y 15 euros el pasaje a Palencia.