Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, que tras el partido ante el Ajax reconoció en zona mixta haber forzado la tarjeta amailla para pasar limpio a cuartos de final, en caso de que el Madrid avance de ronda, se retractó poco después en twitter. "Quiero dejar claro que me duele más que a nadie, que no he forzado la tarjeta", señaló el sevillano. De este modo, el de Camas intentaba restar polémica y evitar una posible sanción de la UEFA, ya que el organismo no le gustan este tipo de acciones y las castiga con hasta dos partidos de sanción.

Cuatro hinchas del Ajax de Amsterdam han sido detenidos por altercados cerca del hotel de concentración del Real Madrid, el Okura, en la madrugada de este miércoles, informan medios locales. Los ultras han hecho explotar fuegos artificiales con el objetivo de perturbar el sueño de los jugadores y afectar su rendimiento en el partido de ida de octavos de la Champions League, que se disputa en el Amsterdam Arena.