Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El entrenador del Real Madrid, Pablo Laso, ha lamentado que "hasta un niño" vio la polémica jugada de la Copa del Rey de baloncesto, la canasta de Ante Tomic que dio la victoria al Barça Lassa, y ha denunciado que no se trató de "un error humano" porque "no se usaron todos los recursos que se ponen en la mano de los árbitros" para decidir la validez de la acción.

Los árbitros de la polémica final de la Copa del Rey de baloncesto jugada el domingo entre el Barça y el Real Madrid reflejaron en el acta los insultos de los jugadores madridistas Felipe Reyes y Facundo Campazzo y, como es preceptivo en estos casos, decidieron retirar sus licencias federativas hasta que se resuelvan sus respectivos expedientes disciplinarios.