Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

De la reunión entre Pedro Sánchez y Quim Torra previa al Consejo de Ministros de este viernes en Barcelona se ha seguido hablando en los pasillos del Congreso. Podemos defiende el encuentro porque creen que el diálogo es necesario, mientras que PP y Ciudadanos lo rechazan y aseguran que Sánchez va a recibir a Torra como si fuese el presidente de otro país.

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se verán este jueves en Barcelona, donde habrá también un encuentro de varios miembros de sus respectivos ejecutivos que provoca interpretaciones distintas en las dos administraciones respecto a su formato. Mientras que en Moncloa consideran que la cita de ministros y consejeros catalanes será simplemente una reunión paralela a la de sus dos presidentes, en la Generalitat elevan el rango de ambos encuentros y hablan de una "minicumbre" entre el Gobierno del Estado y el catalán tras una mera "salutación" de sus presidentes. La previsión es que la reunión, la víspera del Consejo de Ministros de Barcelona, se celebre por la tarde en el Palacio de Pedralbes, pero tanto el Gobierno como la Generalitat han eludido incluirla en sus agendas oficiales.

El líder del PP, Pablo Casado, ha reprochado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que "implore" una reunión con el presidente catalán, Quim Torra, un político que, a su juicio, busca el "derramamiento de sangre" y "una guerra civil". Duro cara a cara entre Sánchez y Casado en la última sesión de control del año, con la vista puesta en la seguridad del Consejo de Ministros de este viernes en Barcelona, y el esperado encuentro entre el presidente del Gobierno y Torra en la ciudad condal.

Casado ha recordado que un día antes la Fiscalía del Tribunal Supremo calificó el 'procés' como un "atentado contra el interés general" y ha cargado contra Sánchez por "implorar una reunión bilateral con un señor que quiere un derramamiento de sangre, una guerra civil en Cataluña, que desea que se manden tanques, nos llama carroñeros, hienas y víboras a los españoles".

El Govern ha trasladado al Ejecutivo de Pedro Sánchez una propuesta de reunión entre presidentes, ampliada a algunos consellers y ministros, para celebrar en Barcelona el jueves 20 o el viernes 21 de diciembre, coincidiendo con la reunión del Consejo de Ministros en la capital catalana. El lunes por la tarde se produjo un encuentro entre la consellera de la Presidencia, Elsa Artadi, el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, para explorar los posibles formatos de la reunión.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo; el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consellera de Presidencia, Elsa Artadi, se vieron este lunes para abordar una eventual reunión el 21 de diciembre en Barcelona.

Fuentes de la Generalitat han explicado que el Govern insistió en la posición que viene defendiendo desde hace semanas: que cualquier reunión tiene que ser de "gobierno a gobierno", y no solo entre los presidentes Pedro Sánchez y Quim Torra.

El líder del PP, Pablo Casado, ha reprochado este lunes al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que tenga actitudes que "están yendo contra la Constitución" y que también prefiera "mendigar e implorar" una reunión con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, en lugar de comunicarle la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

El candidato a la alcaldía de Barcelona del Partido Popular, Josep Bou, ha respondido a las preguntas de Íñigo Alfonso en Las mañanas de RNE. Bou cree que "el PP está estigmatizado como anticatalán" y, por tanto, "es un sambenito que hay que quitar". Además, ha adminito que tiene "preparada" una demanda contra Torra "si los CDR impiden la celebración con normalidad del Consejo de Ministros".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reiterado su deseo de reunirse en Barcelona con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y ha subrayado que si el presidente de la Generalitat le habla de autodeterminación, él le hablará de servicios públicos y de recuperación del Estado del bienestar. De este modo se ha referido desde Bruselas, al término del Consejo Europeo, a la reunión del Consejo de Ministros que se celebrará en Barcelona el próximo viernes, 21 de diciembre, y a esa posible entrevista que el Gobierno ha ofrecido.