Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La Agencia Española de Protección de Datos ha restringido el uso de información personal que se pueda hacer durante la campaña.
Muchas veces ni nos damos cuenta, cuando descargamos una aplicación o aceptamos las condiciones de uso de un servicio que se ofrece por Internet cedemos los derechos sobre nuestros datos personales y autorizamos el envío de propaganda. Si le añadimos que en algunas redes sociales es habitual compartir noticias ya estamos dando toda la información sobre nuestros gustos o aficiones políticas entre otras. ¿Pero dónde está el límite para los partidos?
La agencia insiste la agencia en que es ilegal obtener informaciones de perfiles cerrados o en base, por ejemplo, a los "me gustas" que se dan. Y también hacer perfiles ideológicos. Los partidos tienen un plazo de 3 semanas antes del inicio de la campaña para presentar la información que pretenden utilizar y cómo tienen pensado minimizar los riesgos en el tratamiento de nuestros datos.
Estas restricciones vienen después de que un grupo de juristas se diera cuenta de que la nueva ley de protección de datos permitía a los partidos recoger nuestras opiniones políticas en Internet. Lo llevaron al defesor del pueblo y ahora ese recurso se ha admitido a trámite en el Tribunal Constitucional pero no da tiempo a resolverlo antes del 28 de abril.

Con varias elecciones a la vuelta de pocos meses, los líderes políticos continúan la precampaña. La agenda institucional lleva al presidente del gobierno, a Pedro Sánchez, a Cantabria. El líder del PP, Pablo Casado estará en Vitoria y Logroño. Por Ciudadanos, comparece Inés Arrimadas en rueda de prensa en el Parlament catalán. Por último, Podemos ha convocado a los medios a una comparecencia con Juantxo López de Uralde .

Todos ellos, candidatos y partidos, tendrán acotado el uso que pueden hacer del rastro que vamos dejando en Internet. Una reforma legal les permite recopilar la información, pero la Agencia de Protección de Datos les ha puesto límites.

Nos hemos trasladado a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) para charlar con su directora Mar España. Hacemos balance de la aplicación del nuevo reglamento que entró en vigor hace unos meses y tocamos temas de actualidad como los casos de violencia machista que saltan a los medios de comunicación. Luego Paloma Cortina trae Silicon Valley a la lista de reproducción y en plena ola de frío, los expertos de TADOO nos cuentan como funciona la calefacción inteligente.

Unidos Podemos recurrirá al Tribunal Constitucional (TC) la reforma de la Ley de Protección de Datos si abre la puerta a que los partidos políticos rastreen los datos personales de los ciudadanos.

El pleno de Senado aprobó este miércoles el proyecto de ley de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales con una veintena de votos en contra: los de los senadores de Podemos, Nueva Canarias, Bildu y Compromís. La norma había tenido el apoyo unánime en el Congreso, pero las dudas generadas por juristas y asociaciones de internautas y consumidores motivaron que los citados grupos modificaran su posición.

Las críticas al texto aseguran que permite vulnerar el derecho fundamental a la intimidad de las personas cuando quienes acceden a sus datos personales sean los partidos políticos. Estos podrán enviar propaganda electoral y, según expertos, la reacción del receptor ante estos mensajes podría facilitar la elaboración de listas ideológicas.

En el Senado se debate la nueva ley de protección de datos. Está dirigida a mejorar la privacidad en el entorno tecnológico actual pero los partidos políticios quieren que el texto permita recabar información, sobre nuestras búsquedas en Internet para que se pueda enviar propaganda electoral personalizada con nuestros gustos o modo de vida. Hablamos con Borja Adsuara, abogado, experto en Derecho Digital.

El pleno del Senado aprueba hoy una nueva ley de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales. El objetivo es mejorar la privacidad, pero lo cierto es que la nueva ley no está exenta de polémica. Permitirá a los partidos rastrear datos personales y opiniones políticas en redes sin necesidad del consentimiento del afectado para hacer perfiles ideológicos y personalizar la propaganda en campaña electoral. Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso ha hablado con Carlos Sánchez Almeida, abogado experto en Internet y Director Legal de la plataforma en Defensa de la Libertad de Expresión, que se ha mostrado contrario a esta nueva legislación, que ha calificado de "disparate".

La directora general de Google España y Portugal, Fuencisla Clemares, admite que Google recopila datos de sus usuarios en sus múltiples aplicaciones, "pero no comparte esos datos con nadie". Clemares, entrevistada en el Canal 24 Horas, ha insistido en que el gigante tecnológico trabaja para "mantener la seguridad de sus datos dentro de su ecosistema", y que los utiliza "para mejorar los servicios que ofrecen a los usuarios".
Google celebra su 20º aniversario, después de que en solo dos décadas se haya convertido en en uno de los mayores gigantes tecnológicos y empresariales de la era de internet. Pero la privacidad de los datos de sus usuarios y el abuso de posición dominante le han puesto muchas veces en el centro de la polémica.

Un equipo de investigadores informáticos de la Universidad de Princeton (EE.UU.) ha comprobado que Google sigue recopilando la ubicación de los ususarios aunque el historial de localizaciones esté desactivado. Según el gigante tecnológico, la geolocalización le ayuda a atinar mejor con las búsquedas y hacer más efectivas algunas de sus aplicaciones e insiste en que ofrece la suficiente información al usuario sobre las opciones d eprivacidad. 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha anunciado una demanda colectiva contra Facebook por usar datos de los usuarios sin consentimiento expreso. La organización de consumidores pide, al menos, una compensación de 200 euros para quienes utilizan la red social en España, unos 26 millones de personas.

La OCU considera que, “al haber permitido una gran recopilación e intercambio de datos de sus usuarios sin que estos hayan sido informados ni expresado su conformidad expresa, Facebook ha infringido la Ley de Protección de datos”.