arriba Ir arriba

La gala reunía a una amplia representación de la cultura latina anoche en Las Vegas, y era su primer encuentro tras la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos. Referencias más o menos explícitas, como la de Pharrell Williams, que se declaró emocionado. Premios póstumos al álbum de duetos de Juan Gabriel, como mejor disco y mejor disco pop y galardón a la persona del año para Marc Anthony, que lo celebró con una compañía muy especial para él.

Kendrick Lamar, con cinco galardones, y Taylor Swift, con tres incluyendo el de mejor disco del año por 1989, han compartido este lunes la gloria en la 58 edición de los premios Grammy celebrados en Los Ángeles.

Después de tres horas y media de ceremonia, Lamar ha obtenido los reconocimientos al mejor disco de rap (To Pimp Up a Butterfly), mejor canción y actuación de rap ("Alright"), mejor colaboración de rap ("These Walls") y mejor vídeo musical por "Bad Blood" con Taylor Swift.

Sin embargo, el galardón más cotizado, el de mejor álbum del año, ha ido a parar a Taylor Swift por 1989, que hizo triplete al vencer también en vídeo musical ("Bad Blood") y mejor álbum de pop vocal. Tras esta edición, Swift acumula ya diez premios de la Academia de la Grabación en su trayectoria.

El cantante de soul británico Sam Smith ha sido el gran ganador de la noche en la 57 edición de los premios Grammy al hacerse con los premios de mejor grabación y canción del año mientras que el rockero Beck se ha metido en el podio al arrebatarle a Smith el mejor álbum del año en la mayor noche de la industria de la música.

A sus 22 años, Smith, un recién llegado al universo musical, no solo ha sido elegido artista revelación sino que ha ganado dos de los premios principales con su sencillo "Stay With Me (Darkchild Version)" y su álbum debut, In The Lonely Hour, ha sido seleccionado como mejor disco de pop vocal.

El anuncio de Barack Obama de que suspende la deportación de cinco millones de inmigrantes irregulares coincidió con la entrega de los Grammy Latinos, los premios más importantes de la música latina en EE.UU. La gala, precedida por el discurso presidencial, se convirtió en una celebración de la media y un acto de reconocimiento al presidente.

Tanto el presentador de la gala, el actor mexicano Eugenio Derbez, como muchos de los premiados tuvieron palabras de recogijo por la medida y de agradecimiento al presidente.

"Esta noche es histórica no solo para los artistas latinos, sino para todos los latinos que viven en Estados Unidos", declaró Enrique Iglesias desde París al recibir el premio a la canción del año. El colombiano Carlos Vives dedicó el galardón al mejor álbum tropical a Obama.