arriba Ir arriba

Golpe a la pornografía infantil en España. La Policía Nacional ha detenido a 79 personas en una macrooperación que fuentes policiales califican como una de las más importantes llevadas a cabo en España, tanto por el número de detenidos como por la enorme cantidad de material intervenido. Se han realizado 80 registros en domicilios en 13 comunidades autónomas. Se han intervenido 45 ordenadores portátiles, 113 discos duros, 25 teléfonos móviles, 38 memorias USB, más de 300 DVDs y otros materiales informáticos en los que se almacenaban gigas de contenido pornográfico de extrema dureza protagonizados por menores.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a 79 personas en una macro operación contra la producción y distribución de material pedófilo en Internet, según ha informado el Ministerio del Interior. La operación, que se inició en enero de 2016, ha sido "una de las más importantes" contra la pornografía infantil realizadas hasta la fecha en España, tanto por el elevado número de detenidos (78 hombres y una mujer) como por la identificación de las víctimas y la enorme cantidad de material intervenido.Gracias a la investigación se ha detenido en Madrid a un joven de 27 años que trabajaba con menores por distribuir videos de contenido pedófilo y se ha localizado e identificado en Perú a una mujer que abusó de su hija y de su sobrina.

La Policía Nacional, en colaboración con Interpol y Europol, ha desmantelado la primera y mayor red internacional de distribución de pornografía infantil a través de WhatsApp, en una operación en la que han sido analizados 96 chat de temática pedófila y detenidas 39 personas, de las cuales 17 en España, 6 en Colombia, 4 en Italia, dos en Alemania, tres en Bolivia, dos en Costa Rica, dos en Paraguay, una en Chile, una en El Salvador y una en Portugal. En la operación, denominada "Tantalio", han sido investigados en 18 países 136 usuarios de estos grupos pedófilos, desde los que se distribuyeron 360.000 archivos de fotos y vídeos.

La Policía Nacional ha detenido a veintidós personas e investigado a otras diez, cinco de ellas menores de edad, por producir y distribuir pornografía infantil a través de la red social Twitter, entre ellas un padre que abusaba de sus hijos menores, uno de ellos con un trastorno mental. Según han informado en una rueda de prensa agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica de la Policía, se han realizado cerca de 30 registros en viviendas localizadas en 17 provincias, donde se han encontrado miles de vídeos y fotografías en los que se abusa de menores.