arriba

La Comisión Europea (CE) ha decidido este miécoles iniciar un proceso para evaluar si Polonia respeta las normas del Estado de derecho tras las polémicas reformas adoptadas por el nuevo Gobierno del partido ultraconservador y nacionalista Ley y Justicia, en particular la del Tribunal Constitucional y el intento de estrechar el control sobre los medios de comuniciación públicos.

Partidos políticos europeos mayoritarios y la organización Amnistía Internacional han recibido bien la decisión de la Comisión Europea (CE). La Alianza de Demócratas y Liberales Europeos (ALDE) del Parlamento Europeo (PE) han calificado de "paso histórico" el paso de Bruselas, puesto que se trata de la primera vez que se activa el llamado marco para salvaguardar el Estado de derecho, creado en marzo de 2014.

Roman Polanski ha comparecido cerca de nueve hoaras ante un tribunal de Cracovia por la solicitud de extradición presentada por Estados Unidos por un delito de abuso sexual, una cita que le ha hecho recordar cosas que prefería "mantener en el olvido".

"Ha sido agotador y en cierto modo doloroso, ya que he tenido que volver a recordar algo que prefería mantener en el olvido", dijo brevemente Polanski a la prensa a su salida de los juzgados, tras comparecer en el marco de la demanda de extradición de EE.UU. por un delito de abuso sexual contra una menor de 13 años cometido en California en 1977.

Jorge Kleinman tenía 13 años cuando los nazis le tomaron prisionero, “un milagro”, considera, “porque los alemanes no tomaban prisioneros de menos de 18 años”. Pasó por Auschwitz: y por otros cuatro campos de concentración más. Ahora asegura que el resto del mundo “no hizo absolutamente nada por ayudarlos” y que ahora, la sociedad no parece haber aprendido de aquello porque ha habido otros Holocaustos contra otros pueblos. Hoy, considera, “el terrorismo religioso marca la pauta, y nadie lo está parando. Es un error de Europa y lo va a pagar caro”.