Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Desde la llegada al poder en 2015 de un gobierno ultranacionalista, Polonia se ha convertido en noticia por las polémicas reformas emprendidas por el partido Ley y Justicia. Estas iniciativas han disparado las alarmas en Bruselas, donde la Comisión Europea asegura que ponen en riesgo el estado de derecho. La enviada especial de RNE a Polonia, Mar Lupión, analiza en este reportaje la controvertida reforma de la Justicia.

Polonia se prepara para las elecciones europeas, unos comicios en los que la ultraderecha busca medir sus apoyos de cara a las legislativas de octubre. A pesar de las continuas tensiones entre Bruselas y Varsovia, la sociedad polaca en su mayoría se siente europea y celebra los beneficios obtenidos desde su entrada en la Unión, hace 15 años. ​ La campaña se ha visto empañada por el lanzamiento de un documental que desvela numerosos casos de pederastia dentro de la Iglesia Católica de país, uno de los principales socios de Ley y Justicia, el partido en el gobierno.

La iglesia polaca acaba de publicar las primeras estadisticas sobre sacerdotes pedofilos. En total, 382 abusos sexuales a menores, más de la mitad a victimas menores de 15 años. Además en los informes destaca el dato de que solo 1 de cada 4 sacerdotes fueron expulsados de la iglesia. Las estadisticas recogen datos de la segunda mitad del siglo pasado. Y las cifras paliceden frenta a los 25.000 casos de Irlanda otro valuarte catolico. En todo caso, el reconocimiento de estos casos de pederastia son pioneros y obedece a las decisicón del Papa Francisco de sacar estos casos a la luz.

Los servicios sanitarios franceses han localizado en nueve empresas del país 795 kilos de carne de vacas enfermas exportada por Polonia, según ha explicado el ministro francés de Agricultura, Didier Guillaume. Esta comunicación se produce un día después de que la inspección veterinaria de Polonia reconociera que un matadero de ese país exportó alrededor de 2.500 kilos de carne de vacas enfermas a diez países de la Unión Europea entre los que se encuentran España, Finlandia, Hungría, Estonia, Rumanía, Suecia, Francia, Lituania, Portugal y Eslovaquia.

La comunidad internacional ha logrado en la cumbre del clima (COP24) de Katowice (Polonia) sellar las reglas que permitirán aplicar el Acuerdo de París contra el cambio climático. Tras unas negociaciones maratonianas que se han sucedido durante los últimos trece días, los representantes de 197 países han logrado pactar el denominado "libro de reglas" que regirá la lucha contra el calentamiento global durante las próximas décadas.

La tormenta 'Emma' sigue congelando Europa un día más. Irlanda es el país más afectado por la tormenta, que azota toda Gran Bretaña. Con vientos de hasta 100 km/h, el aeropuerto de Dublín permanecerá cerrado hasta el sábado por la nieve. Es el peor temporal de frío en 35 años en el país, donde además han declarado la alerta roja y se aconseja no salir de casa a partir de las 16:00 horas. Lo mismo ocurre en Escocia. Gales e Inglaterra, donde es muy difícil conducir: cientos de conductores han quedado atrapados al sur de Londres. Hay además cientos de escuelas cerradas y el Ejército se ha desplegado en el sur de Inglaterra para llevar a los sanitarios al trabajo. Solo en Polonia hay ya más de 20 muertos, en un continente tomado por el mal tiempo.

El Senado de Polonia ha aprobado una ley que establece penas de cárcel para quien acuse al pueblo o al estado polaco de complicidad con los nazis en el exterminio de judíos durante la II Guerra Mundial.  La expresión "campos de concentración polacos" también será castigada con penas de prisión. Estados Unidos e Israel ya han expresado su preocupación.

La iniciativa polaca está especialmente enfocada a periodistas -ya que artistas y académicos no podrán ser perseguidos-, y afecta a todas las personas "independientemente de las leyes vigentes en el lugar donde se cometa el acto", según el texto.

Desde hace décadas, las autoridades polacas se esfuerzan en transmitir el mensaje de que los polacos fueron víctimas del Holocausto, no sus responsables. Son habituales las denuncias del Gobierno polaco cuando medios extranjeros usan la expresión "campos de concentración polacos" para referirse a Auschwitz, un centro de exterminio ubicado en Polonia pero abierto y operado por los ocupantes nazis, en el que murieron miles de polacos, principalmente judíos pero también de otras religiones.

La Comisión Europea (CE) ha puesto este miércoles en marcha el artículo 7 de los tratados europeos contra Polonia, un proceso legal que podría retirar a Varsovia su derecho a voto en la Unión Europea debido a sus polémicas reformas del sistema judicial, que Bruselas considera contrarias al Estado de derecho. "La Comisión ha concluido hoy que hay un claro riesgo de una ruptura seria del Estado de derecho en Polonia (...). La Comisión propone al Consejo que adopte una decisión en el marco el artículo 7 del Tratado de la Unión Europea", indicó la CE en un comunicado. En rueda de prensa, el vicepresidente de la CE Frans Timmermans ha recordado las invitaciones al diálogo que Bruselas ha emitido durante los últimos dos años y señaló que las decisiones adoptadas por el gobierno polaco "ponen en tela de juicio la separación de poderes y la independencia judicial" en el país.

Berlín ha expresado su apoyo a la Comisión Europea en caso de que decida actuar contra Polonia. Así lo ha anunciado este miércoles Steffen Seibert, portavoz de Gobierno alemán: "Si lo decide la Comisión, lo apoyaremos". Las reformas aprobadas por el ejecutivo conservador de Beata Szydlo hace dos años han despertado las críticas del resto de socios europeos y de la oposición polaca, que denuncian el excesivo control que se arroga el Gobierno.

  • En Portada muestra la trama de los desahucios en Varsovia
  • Unos 40.000 inquilinos han sido desalojados, tras pasar sus viviendas a manos privadas
  • Inquilinos afectados por lo que llaman “reprivatización salvaje” narran hasta dónde puede llegar la intimidación por parte de los nuevos propietarios

Gente desnuda jugando patéticamente en la cámara de gas de un campo de concentración. Son las imágenes que en 1999 mostraba un polémico video del artista Artur Zmijewski, exhibido en el museo de arte contemporáneo de Varsovia y que aún puede verse colgado en su web. En 1999 se exhibió también en Cracovia y levantó ampollas en la comunidad judía que pidió su retirada.

Lo que no se sabía era en qué campo de concentración se había grabado ni a quién pedir explicaciones. Hasta que este verano los Duques de Cambridge visitaron el campo de Stutthof, en Polonia.Un abogado judío que investigaba el video ha reconocido en las imágenes de esa visita el lugar en el que el artista polaco grabó su particular reivindicación de la memoria del holocausto. Este fue el primer campo que se construyó fuera de Alemania y el último que se liberó. Se incluyó en la solución final y en sus cámaras de gas murieron decenas de miles de personas. Ahora algunas de las organizaciones judías en Israel como la Organización de supervivientes del holocausto o el centro Simon Wiesenthal han pedido explicaciones a los gestores del antiguo campo y al gobierno de Polonia.

¿Cómo es posible que el video se grabara y que nadie protestara después?, se preguntan. No es la primera vez que el artista, que pretendía hacer terapia colectiva sobre el trauma a través del juego en el lugar del horror, desata la polémica con su trabajo. Zmijewski también fue noticia cuando grabó a un superviviente retocándose el tatuaje con su número de prisionero en Auschwitz para hablar sobre la memoria.