Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Este día de San Antón, patrón de los animales, queremos presentar una unidad policial que ha sido premiada por la Red para la Protección Animal por sus iniciativas y buenas prácticas en éste ámbito. Se hacen llamar precisamente Equipo Antón y con ellos en Fuenlabrada, en Madrid, está Noemí Martínez acompañada de Antonio Manuel Vadillo Morales, oficial jefe de la Unidad de Medioambiente y Protección Animal Equipo Antón de la Policía local de Fuenlabrada, Gema Alonso, de la misma unidad y con alumnos y profesores del Colegio Carlos Cano de esa localidad. 

Los dos niños de 4 años y once meses que estaban dentro del coche de su madre cuando lo sustrajeron en Collado Villalba (Madrid) han aparecido poco después del robo, sanos y salvos. Todo ocurrió en la puerta del colegio del mayor, enfrente de casa de sus abuelos. El ladrón abandonó al mayor a pocos metros del lugar del robo y a la pequeña, de once meses, en Fuenlabrada (a unos 70 km) casi dos horas después.

En la Línea de la Concepción, la polícia ha detectado que los clanes del narcotráfico se intercambian mensajes y amenazas en redes sociales y foros de Internet. En un lenguaje más o menos claro, los traficantes se señalan unos a otros cuando hay alguna traición entre ellos.

A los narcos de La Línea les gusta exhibirse. Lo último ha sido el videoclip donde aparecía un fugado de la justicia, Francisco Tejón. La Policía consiguió detenerle al cabo de un mes. El artista que aparecía cantando regetón es uno de los que ha actuado en fiestas de narcos de La Línea.

Unas fotos, publicadas en Instagran, han roto la paz de los clanes de la droga. Un anónimo denunciaba desde dentro los excesos de algunos capos, con nombres y apellidos. Drogas, sexo y alcóhol. Los capos han dado la orden de identificar al topo, sin resultado hasta ahora.

Es habitual que el entorno de los narcos airee sus trapos sucios en la prensa digital del Campo de Gibraltar.Cuando se publica alguna noticia sobre redadas y detenciones, la Policía sabe que las vendetas vienen en el faldón donde la gente cuelga sus comentarios.