arriba

Los hermanos Espargaró han festejado el título mundial desde el balcón del ayuntamiento de Granollers, ante unas 3.500 personas que llenaron la plaza de la Porxada, desde donde el joven Pol, que el domingo se proclamó campeón del mundo de Moto2, quiso brindarle el título a su hermano Aleix. Después de la caravana por las calles de la ciudad, llegaron al consistorio de Granollers donde fueron recibidos por el alcalde, Josep Mayoral, y el concejal de deportes, Pere García.

El piloto catalán Pol Espargaró, recientemente proclamado campeón del mundo de Moto2, ha aterrizado este mediodía en el aeropuerto de Barcelona procedente de Japón, y ha emprendido rumbo a Granollers (Barcelona) donde esta noche festejará el título que obtuvo ayer en el circuito japonés de Motegi.

Una pancarta en la que se podía leer "Polyccio & Friends" ha recibido al nuevo campeón del Mundo de Moto2 en la terminal del aeropuerto del Prat. Junto a los hermanos Espargaró (Pol y Aleix), viajaban los familiares y todo el equipo de nuevo campeón, quien exhibía una camiseta blanca con el número 1 en el pecho.