Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Venecia rinde homenaje a Tintoretto, uno de sus pintores más emblemáticos. El tributo a un artista innovador que nació hace 500 años. Una muestra en el impresionante palacio Ducal reúne 70 cuadros y bocetos de los mejores museos internacionales, incluído El Prado que aporta cinco de las mejores obras como "El rapto de Elena", de más de tres metros de largo.

Retrato de niña con paloma del pintor francés Simon Vouet (1590-1649) es una obra rodeada de ciertas incógnitas, para empezar, se desconoce la identidad de la pequeña que interpela directa al espectador con una simpática sonrisa.
El “desenfado” de la niña y la “altísima calidad” del lienzo, son algunos de los reclamos para que el público participe en la campaña piloto de micromecenazgo arrancada por el Museo del Prado con motivo de su bicentenario.
Con aportaciones desde cinco euros, los visitantes pueden contribuir a la compra de este cuadro inédito del siglo XVII y nunca antes expuesto, que tiene un precio de 200.000 euros.

Les habrá conquistado el lugar, una isla en el Danubio cerca de Budapest. O tal vez el ambiente, la oferta musical, vaya usted a saber.... Pero claro, tanto reclamo ha hecho que durante unos días en algunos museos se hayan extrañado de la ausencia de algunos de sus ilustres inquilinos. Un fotógrafo húngaro ha introducido en sus fotografías de festivales de música a algunos de los protagonistas de las obras más importantes de la historia del arte.

Raúl Ruiz, el 'Niño de las Pinturas', es quien está detrás de este sobrenombre y de muchos de los murales que visten las calles granadinas. Ha estado en Las mañanas de RNE hablando de su trabajo.

Este artista es uno de los grafiteros más importantes e internacionales de España y ha dedicado toda su vida al arte urbano. Sus obras se pueden contemplar en los alrededores de su ciudad natal, Granada, y ha realizado grafitis por toda la geografía española. Asimismo, tiene pinturas en Marruecos, Italia, Francia y Holanda.

Este libro autobiográfico, habla de una realidad escondida detrás de las puertas de muchos hogares: el maltrato infantil. Se sitúa en la España de los años 90, cuando “Las cosas se entendían como cosas que pasan dentro de casa y que se solucionan dentro de casa”, ha afirmado Rebeca Khamlichi, su autora, en Las mañanas de RNE.

Las hijas de Antonio López ha servido como terapia a la autora y ha admitido lo costoso que ha sido superar el miedo. “Cuando termine de escribir el libro me libere de ese miedo” ha relatado.