Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El informe de previsiones de la OCDE habla de una recesión de la economía española con una caída del 0,8 del PIB para 2003, cuando el Gobierno atisba un tímido crecimiento de 2 décimas. Analizamos los datos de este informe en Radio 5 con Antonio Villar, catedrático de Economía de la Universidad Pablo de Olavide e investigador del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, que opina que la diferencia entre la OCDE y el Gobierno es la caída en la demanda adicional que hará que la recesión se haga más larga. Dice que la crisis de la economía europea afectará a nivel mundial. Cree que la clave son las políticas a medio plazo (22/05/12).

La OCDE ha revisado a la baja sus previsiones económicas para España y cree que su economía estará en recesión tanto este año -con una caída del 1,6% del PIB- como en 2013, cuando prevé un descenso del 0,8%, en contra de los cálculos del Gobierno. Además, ha empeorado la previsión para la eurozona, que no crecerá en 2012, sino que se contraerá un 0,1%.

Se confirma que la economía española ha entrado en recesión. Según el Instituto Nacional de Estadística ha registrado, por segundo trimestre consecutivo, un crecimiento negativo pero de enero a marzo no fue de cuatro décimas, como auguraba el banco de España, sino algo menor, como estimaba el Gobierno. La contracción fue de un 0'3%.

Analizamos el dato con un experto. Rafael Pampillón, director de Análisis Económico de IE Business School, catedrático de la Universidad San Pablo CEU.

Es coherente con el dato de paro conocido la semana pasada lo que hace que la economía esté sufriendo debido a la contracción del consumo interno. "Las exportaciones han crecido menos pero la balanza de bienes de equipo arroja por primera vez unas exportaciones muy importantes". También aumenta los autónomos, la productividad mejora y los costes laborales se han reducido. Son indicadores que ponen de manifiesto que a pesar de la crisis mejora nuestra competitividad.

Los bancos tienen que ajustar todavía más sus balanzas deshaciéndose de los activos tóxicos para hacer caja y poder volver a dar créditos. "Soy muy partidario del banco malo que se quedaría con esos activos y cuando pasara la crisis podría venderlos". Creo que es un mecanismo transparente y una buena solución.

Me parece fundamental el acuerdo entre los socios europeos para poner en marcha un plan de crecimiento. Desgraciadamente las reformas son necesarias y llevan a la recesión a medio plazo pero luego nos permitirá salir de la crisis.

La Comisión Europea prepara un plan para aunar la austeridad defendida por la alemana Merkel y el impulso del crecimiento reclamado por el francés Hollande. Se trataría de reforzar el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y de crear eurobonos para reunir unos 200.000 millones de euros, según ha adelantado el diario El País.