Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La economía española echa el freno. El producto interior bruto se estancó entre julio y septiembre y tuvo crecimiento cero, si lo comparamos con el trimestre anterior. Con respecto al mismo periodo del año pasado, nuestra renta nacional avanzó una décima, hasta llegar al 0,8%. Así el Instituto Nacional de Estadística confirma el dato que ya adelantó hace diez días el Banco de España. El avance económico ha sido posible una vez más gracias a la aportación del sector exterior, sobre todo por el turismo y las exportaciones de bienes, que despegaron por encima de las importaciones después de un segundo trimestre más flojo. Pero el INE advierte de que estos dos pilares de nuestra economía podrían desacelerarse en el último trimestre. De nuevo el freno lo vuelven a poner los recortes del gasto público. Preocupa también que el sector de la construcción sigue contraído y se lleva buena parte del paro en España.. Esto unido a la crisis financiera, y que los españoles gastamos poco, deja un panorama desolador. De hecho, el INE advierte de que la debilidad de la actividad ha mermado la recaudación por cotizaciones sociales e impuestos especiales. Y esto frena el objetivo de reducir el déficit hasta el seis por ciento del PIB para este año. Ya lo adelantó ayer la Comisión Europea, que además prevé la contracción de nuestro crecimiento para 2011 Y 2012.

El comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha señalado al presentar las previsiones económicas de otoño que "las perspectivas para las economías europeas no son buenas". Las cifras suponen una llamada de atención porque "la recuperación se ha paralizado y hay un riesgo de una nueva recesión". Rehn añade que el riesgo persiste si no se toman medidas con determinación.

La OCDE presentó unas perspectivas a corto plazo para los miembros del G-20 en las que destaca el estancamiento esperado el año próximo en la zona del euro y la ralentización de los otros grandes países, aunque, dada la gran incertidumbre existente, no descarta una fuerte recesión. El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona del euro no crecerá más que un 0,3% en 2012, después de haber cerrado este ejercicio con un alza del 1,6% y en 2013 la recuperación será limitada, del 1,5%, según las cifras presentadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en vísperas de la cumbre del G-20 de Cannes los próximos 3 y 4. La ralentización está siendo generalizada en el G-20, y así en Estados Unidos el crecimiento se quedará este año en el 1,7%, en el 1,8% el próximo antes de alcanzar el 2,5% en 2013. El club de los países más desarrollados pide al Banco Central Europeo que baje los tipos de interés para evitar una recaída en la crisis.

La economía española dejó de crecer en el último trimestre, el tercero del año, según el Banco de España. El estancamiento se produce pese a la buena marcha del turismo y de las exportaciones que no han sido capaces de compensar la caída de la inversión en vivienda y los recortes presupuestarios de las administraciones.

La economía española se estancó en el tercer trimestre al no registrar crecimiento alguno entre julio y septiembre (0,0%), lo que supone dos décimas menos que el trimestre anterior, mientras que la tasa de crecimiento interanual se mantuvo en el 0,7%, según el último boletín económico del Banco de España, en el que el organismo advierte de que existen riesgos para cumplir con el objetivo de no superar el 6% del PIB en el déficit de 2011.

La economía española se estancó en el tercer trimestre al no registrar crecimiento alguno entre julio y septiembre (0,0%), lo que supone dos décimas menos que el trimestre anterior, mientras que la tasa de crecimiento interanual se mantuvo en el 0,7%, según el último boletín económico del Banco de España.