Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mantiene la previsión de crecimiento para España en 2011 en el 0,8% del Producto Interior Bruto (PIB), pero rebaja la del 2012 cinco décimas: del 1,6% al 1,1%, en su último informe de Perspectivas Mundiales de la Economía divulgado este martes. Ambos datos siguen siendo inferiores a las cifras oficiales del Gobierno español, que contempla para este año un crecimiento del 1,3%, y del 2,3% para el próximo. El FMI ha pronosticado para España un déficit fiscal para 2011 de 6,1% del PIB (cuando el compromiso es del 6%) y del 5,2% para 2012 (cuando el objetivo para entonces es del 4,4%). "El objetivo fiscal del 6% será logrado para 2011, pero en el medio plazo se hará necesario tomar nuevas medidas", ha asegurado en rueda de prensa Jorg Decressin, subdirector del Departamento de Análisis del Fondo.

El FMI ha asegurado este martes que la economía global ha entrado en una nueva fase peligrosa: la recuperación se ha debilitado considerablemente y los riesgos han aumentado. En el conjunto de la economía global el FMI espera que el crecimiento sea del 4% este año y lo mismo el que viene, mucho menor en los países europeos (1,6%) y Estados Unidos (1,5%) que en el resto.

Juan Antonio Maroto, vicerrector y catedrático de Economía de la Universidad Complutense de Madrid, ha asegurado en 'La economía en 24 horas' que "decir que la economía mundial tiene unas expectativas de crecimiento del 4 o 5% no me parece que sea para estar especialmente preocupados".

Maroto, eso sí, ha lanzado una advertencia. "Por un lado queremos estabilidad fiscal y por otro, queremos que la economía sea capaz de repuntar y generar los ingresos suficientes como para esa estabilidad fiscal sea sostenible. Si apostamos tanto y tan profundamente por la estabilidad fiscal, puede ser que lleguemos a un panorama de países estables pero que serán incapaces de remontar la crisis económica".

La recuperación económica se ha visto bruscamente frenada en los países avanzados. Sobre todo en Estados Unidos y Europa, afectadas por la crisis de deuda. Es lo que se desprende del informe del FMI, que prevé que la economía mundial crezca menos en 2011 y 2012, según Federico Steinberg, investigador principal de Economía y Comercio Internacional del Real Instituto Elcano de Madrid.

"El nivel de deuda en EE.UU. está en límites insostenibles", ha asegurado Steinberg, para quien el problema en el Viejo Continente es, además, "la banca y sus necesidades de financiación". "Los países, las empresas y las familias están muy endeudadas. Hasta que no se solucione no habrá un crecimiento sostenido", ha señalado Steinberg, quien ha descartado una recesión, pero no "unos trimestres con sensación de estancamiento".

Además, Steinberg se ha mostrado de acuerdo con el FMI en que habrá que recapitalizar la banca europea y en que el BCE deberá bajar los tipos de interés o, al menos, seguir comprando bonos en el mercado secundario.

La economía de la Unión Europea (UE) y la zona euro creció en el segundo trimestre de este año un 0,2% en relación al trimestre anterior, según datos de la agencia europea de estadística, Eurostat, lo que confirma las primeras estimaciones realizadas en agosto que ya apuntaron a una ralentización de la actividad económica afectada, sobre todo, al frenazo de Alemania (0,1%) y el estancamiento de Francia. En tasa interanual, comparado con el segundo trimestre de 2010, el crecimento en la zona euro fue del 1,6% y del 1,7% en la UE-27. Ambas zonas crecieron 2,4% en el primer trimestre en tasa interanual.