arriba

Reflejar la vida humana utilizando como filtro las 24 horas de un día. Lo consiguieron más de 200 fotógrafos repartidos por el mundo a través de Instagram. La iniciativa llega ahora a Photoespaña, en Madrid. Es difícil resumir una vida en 24 fotos, instantes amontonados. Más difícil todavía resumir millones de vidas que al fin y al cabo forman eso, una vida. La del Madrid de la Latina, de los juegos en la plaza o del paso del atardecer a la noche. Cierren los ojos durante 3 segundos los supersticiosos y ábranlos bien para ver "Un día de vida en Madrid". En PhotoEspaña se expone esta muestra, el resultado de un concurso de fotógrafos amateurs con talento para sacar el interior, el exterior, a ellos mismos e incluso. Perseguir, retratar esos contrastes y la actividad a lo largo de un día, una iniciativa ya plasmada en marzo por 2.000 fotógrafos en 100 países. Contrastes en entre Londres o Nueva York pero también dentro de ellas con Instagram como soporte. 

Los asistentes a la Exposición PhotoEspaña pueden construir su propia crónica de los años 80 con las fotos expuestas. Además, participar tiene premio, 2500 euros. Más de treinta autores han prestado su obra para que aficionados o no, la cojan y hagan su propia exposición, que quizás no entendamos, pero para ellos, si tiene sentido, resumen sus vivencias, sus sensaciones de un pasado que ellas nos recuerdan.