Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La Fuerza Naval de la Guardia Revolucionaria iraní ha anunciado la captura de otro buque cisterna "extranjero" que realizaba actividades de contrabando de combustible cerca de la isla Farsi, en el golfo Pérsico. El barco transportaba 700.000 litros de combustible de contrabando, según un comunicado de este cuerpo militar de élite, que no ha precisado la bandera del carguero.

La Fuerza Naval de la Guardia Revolucionaria iraní anunció hoy que ha capturado otro buque cisterna "extranjero" que realizaba actividades de contrabando de combustible cerca de la isla Farsi, en el golfo Pérsico. El barco transportaba 700.000 litros de combustible de contrabando, según un comunicado de este cuerpo militar de élite, que no precisó la bandera del carguero. Según la televisión estatal iraní, el barco intentaba llevar combustible de contrabando a algunos países árabes. 04/08/19

 

"Es completamente inaceptable, la libertad de navegación debe mantenerse", ha dicho el ministro de Exteriores británico, Jeremy Hunt, quien ha advertido a Irán por haber tomado "un camino peligroso e ilegal". Además, ha exigido la inmediata liberación del petrolero, que no lleva carga. Por su parte, Irán ha asegurado que el Stena Impero chocó contra un barco pesquero, no respondió a los mensajes por radio y no respetó el código marítimo internacional. Mientras, el Pentágono ha anunciado el envío de más tropas y equipamiento militar al golfo Pérsico, concretamente a Arabia Saudí. Washington propone poner en marcha la que denomina Operación Centinela, una coalición internacional para dar escolta a los navíos que atraviesan el estrecho de Ormuz y garantizar así la libertad de navegación en la zona.

El ministerio británico de Exteriores convocó este sábado al encargado de negocios de Irán en Londres, Mohsen Omidzamani, tras la captura del petrolero Stena Impero en el estrecho de Ormuz, confirmó una portavoz del Foreign Office.  El Gobierno ha pedido a las embarcaciones del Reino Unido que permanezcan fuera de Ormuz por un "periodo provisional", después de que el petrolero de bandera británica fuese retenido ayer por Irán.  La portavoz de Exteriores no pudo aportar detalles sobre la convocatoria del diplomático iraní, que, según los medios, estuvo a cargo de un secretario de Estado británico.    Está previsto que el Gobierno convoque para esta tarde una reunión del denominado comité de emergencia Cobra, integrado por los principales ministros, para abordar la crisis en Ormuz. 20/07/19

Visitamos el Museo del Petróleo y no, no nos hemos tenido que ir a ningún país de Oriente Próximo, ni a Noruega ni a Estados Unidos. Estamos en Burgos, en el pueblo de Sargentes de la Lora, donde hasta hace bien poco había una explotación petrolífera y donde está este museo del que os hablamos.

Tanto Reino Unido como Estados Unidos han denunciado que embarcaciones del régimen iraní han intentado abordar petroleros británicos en esa zona, la que alberga el mayor tránsito de cargueros del mundo.

La fragata británica se habría puesto en medio de tres patrulleras iraníes y un petrolero británico. Habría advertido verbalmente a los iraníes para que dejaran de bloquear al carguero y, según la CNN, incluso les habría apuntado con armas. Irán lo niega. Dice en un comunicado que no ha habido enfrentamiento en las últimas 24 horas con ninguna embarcación extranjera. Es muy preocupante, decía hoy el Ministro de exteriores británico Jeremy Hunt.

Vosotros los británicos tenéis la culpa de la inseguridad marítima y pagaréis las consecuencias, amenazaba ayer el presidente Hasan Rohaní. Aludía a que patrulleras británicas, a petición de Estados Unidos, interceptaran la semana pasado a un petrolero iraní en Gibraltar porque supuestamente iba a Siria. En las últimas semanas varios ataques a barcos han incrementado la tensión en la zona. Estados Unidos culpa a Irán, que niega cualquier implicación. Sin ermbargo ha llegado a derribar un dron estadounidense porque -dice- invadía su espacio aéreo.

A las 8 de la mañana de este jueves un torpedo, según algunas fuentes,  ha alcanzado al petrolero Front Altair, en el golfo de Omán. A las 10, otro proyectil ha impactado contra el Kokuka Courageous. "Tres horas después, otro misil más", explica el dueño del Kokuka, "así que la tripulación decidió abandonar el buque en los botes salvavidas". Afortunadamente, no hay heridos.  Quién es el autor de los ataques y por qué lo ha hecho son preguntas aún sin respuesta. Como tampoco se conocen los culpables ni las razones del sabotaje a otros cuatro navíos comerciales hace un mes en esta misma zona. Estados Unidos culpó entonces a Irán, que negó cualquier implicación. El secretario general de la ONU ha condenado estos ataques. "Si hay algo que el mundo no se puede permitir es un gran enfrentamiento en la región del golfo". Por aquí transita un tercio del petróleo que se comercializa por vía marítima y una quinta parte del que se consume en el planeta.