arriba

Muchas de esas mujeres llevaban entre 25 y 30 años conviviendo con sus secuestradores en un campamento, en medio de la selva. Madres e hijos pisan tierra firme después de un cautiverio que ha durado más de 25 años para muchas de ellas. Algunas han cumplido ya los 60 y fueron secuestradas de un albergue de monjas. Durante todos estos años, miembros de Sendero Luminoso las utilizaron como esclavas sexuales para engendrar hijos que sirvieran a la guerrilla. Y, después para cultivar y criar animales con que alimentar a la organización terrorista. 26 niños de, entre uno y 14 años, fruto de esas violaciones también han sido liberados. Eran adoctrinados bajo la ideología maoísta de la guerrilla y después integraban sus filas. El testimonio de un hombre que escuchó sus llantos mientras estuvo secuestrado por Sendero Luminoso fue clave para localizar a los menores.

Mª JOSÉ CARMONA/ RNE.- La Policía y la Marina de Guerra de Perú han recuperado los cuerpos de dos personas, entre ellas el de uno de los dos hermanos españoles que permanecían desaparecidos junto a otras siete personas tras naufragar el sábado la embarcación fluvial en la que viajaban. Se trata de Pedro García-Mauricio Soldevilla, de 36 años. La madre viajará esta noche al país latinoamericano.