arriba Ir arriba

Los rastreos se han intensificado en los alrededores de la casa familiar de A Pobra do Caramiñal donde veraneaba la joven desaparecida Diana Quer. Agentes de la Guardia Civil, Protección Civil y voluntarios han peinado el entorno de la iglesia parroquial y del cementerio próximos a la vivienda, pero no se ha encontrado ninguna pista. Es el quinto día de búsqueda y no se descarta que la joven madrileña pueda estar fuera de Galicia.

Sus padres denunciaron la desaparición el sábado y al principio mintieron. Explicaron que su hijo de 7 años se había perdido cuando cogían frutos del bosque, pero después contaron la verdad. Que se estaba portando mal, le sacaron del coche como castigo y que incluso vieron como corría tras el vehículo pero cuando volvieron minutos después, ya no estaba. La angustia es mayor porque no llevaba comida, y sobre todo, porque es una zona en la que hay osos salvajes. Mañana, en cuanto amanezca proseguirán la búsqueda, difícil también porque hay muchos espacios de difícil acceso.

El ejército y la policía de Colombia siguen buscando a la periodista española Salud Hernández-Mora, pero aseguran que no hay pruebas de que la hayan secuestrado y ningún grupo se ha atribuido su captura. Hace tres días se perdió su pista en una zona de difícil acceso, donde operan guerrillas y narcotraficantes. El Gobierno español temía que estuviera en manos de la guerrilla, pero ahora espera que simplemente esté en una zona sin cobertura. Hérnandez-Mora, que tiene también la nacionalidad colombiana, es la corresponsal de El Mundo en este páis iberoamericano.

Marta Miguel y David Hernández, los dos españoles rescatados en Malasia, cerca de la isla de Borneo, cuando llevaban nueve días en una barca a la deriva, han llegado este jueves a Madrid. Decenas de familiares y amigos les han dado en el aeropuerto de Barajas una calurosa bienvenida. Marta ha asegurado que se daban fuerza el uno al otro y que eso les ayudó a seguir adelante

Los madrileños Marta Miguel y David Hernández, rescatados tras pasar nueve días en una embarcación a la deriva en aguas de Malasia, han pedido hoy que no se pare la búsqueda de Emilio López y de su sobrino Alex, desaparecidos hace 14 días cuando trasladaban un barco desde Cannes hasta Mallorca. En un vídeo remitido a Efe por la familia de los dos desaparecidos en el Mediterráneo, Marta pide a los ciudadanos apoyo para el asturiano Emilio y su sobrino Álex y que se "amplíe el radio" de la búsqueda, así como que se contacte con las autoridades de Argelia e Italia "para encontrarles, porque los milagros existen y aquí estamos nosotros como prueba de ello".

Tras 10 días de incertidumbre, las familias de Marta y David respiran ya aliviadas. Los dos españoles desaparecidos frente a las costas de Malasia han sido localizados con vida por unos pescadores vietnamitas en el Mar de China. Se había perdido su rastro el pasado 2 de mayo cuando el barco en el que hacían una excursión, junto a otras dos personas, quedó a la deriva por un falló en el motor. Los cuatro se encuentran bien y las autoridades ya han comenzado los trámites para llevarles de vuelta a Malasia.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación en funciones, José Manuel García-Margallo, ha informado este jueves de que los dos españoles desaparecidos en la costa de Malasia han sido resctados por un buque pesquero vietnamita y que se encuentran "bien". En declaraciones a TVE, el titular de Exteriores ha precisado que Marta Miguel había grabado un audio y se lo había enviado por teléfono a su tía, que se encargó de dar la noticia al resto de la familia. En ese mensaje de audio, Marta "aseguraba que tanto ella como David" Hernández "se encontraban bien".

El ministro, que ha conocido la noticia en una escala en Martinica del viaje que ha emprendido a Ecuador, ha remitido un telegrama urgente a su colega malasio, Datuk Seri Anifah Aman, para agradecerle los esfuerzos que el Gobierno malasio ha hecho para buscar a los dos españoles, desplegando cerca de una decena de barcos oficiales y varios helicópteros.

García-Margallo no tenía más detalles de cómo han sobrevivido estos días los españoles, que iban acompañados de otros dos ciudadanos chino y malasio, también encontrados junto a ellos con vida. "Imagino que habrán estado a la deriva", ha señalado el ministro, que ha recordado que estos días ha llovido en la zona, por lo que habrán tenido agua dulce que beber.

El dispositivo de búsqueda de los dos jóvenes españoles desaparecidos en Malasia cuando navegaban junto a otras dos personas cerca de la isla de Borneo se intensifica. En total ocho barcos, cuatro de ellos de vigilancia marítima, dos de la armada y otros dos de la policía malasia, rastrean sin descanso la zona donde se cree que pudo desaparecer la embarcación en la que viajaban, entre la isla de Borneo y el sur de Filipinas. 

Fallecía ayer a primera hora de la tarde al despeñarse por un barranco a más de 40 metros en la zona de Bujaruelo, en el valle de Ordesa, Huesca. Hoy le han practicado la autopsia en el Instituto Anatómico Forense. Pertenecía al IV Batallón de intervención de emergencias y lo han despedido en la base militar de Zaragoza. El ministro de defensa en funciones lo ha condecorado. El entierro del soldado se celebrará en la intimidad. Mientras tanto sus compañeros siguen buscando a José María García, un hombre de 36 años que quiso conocer el valle del río Ara, nombre que había puesto a su hija.

Los ministerios de Sanidad, Justicia e Interior y la Fundación QSDGlobal han firmado un convenio para mejorar la búsqueda de personas desaparecidas y la atención de sus familias, más de 10.000 están en esa situación en nuestro país. Es el caso de Isidro Molina, cuyo hijo desapareció en Córdoba el año pasado. Charlamos con él, con Paco Lobatón, presidente de la Fundación Europea por las personas desaparecidas QSDGlobal y con Susana Camarero, secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad en funciones (13/04/16).

El año pasado se registraron en España 900 casos de personas desaparecidas. El dolor y la zozobra de las familias es fácil de imaginar. Para dar respuesta a esos casos, el Gobierno en funciones ha firmado un convenio de colaboración con la Fundación Europea QSD Global. Además de reforzar la búsqueda de personas desaparecidas más allá de las fronteras españolas, se trabajará en ayudar a sus familias y concienciar a la sociedad.

La Fiscalía de Amberes ha confirmado que el cuerpo encontrado el día 11 en el río Escalda, a su paso por esa ciudad, es el de Hodei Egiluz, el joven vasco de 23 años del que se perdió la pista en octubre de 2013 en esa localidad belga. "Las pruebas de ADN han permitido confirmar que el cuerpo encontrado el pasado día 11 es el de Hodei Egiluz", señalaron las fuentes. El cuerpo fue hallado por los trabajos realizados en Kattendijkdok, una zona de muelles del río, pero la identificación no fue posible de manera inmediata y solo se ha podido producir a través de las pruebas de ADN. Hodei Egiluz desapareció el 19 de octubre de 2013 después de ser atracado cuando se dirigía a casa. Cinco personas fueron detenidas pero no se ha llegado a probar más que el robo.