Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El tercer debate presidencial de las primarias del Partido Demócrata a la Casa Blanca para 2020, primero con todos los favoritos juntos sobre el escenario, tuvo lugar este jueves en la ciudad de Houston (Texas, EE.UU.).

En el debate participaron 10 aspirantes, entre ellos el exvicepresidente estadounidense Joe Biden y los senadores Bernie Sanders y Elizabeth Warren, los tres que en la actualidad encabezan de forma destacada todas las encuestas.

Además de Biden, Sanders y Warren, también tomaron parte los senadores Kamala Harris, Cory Booker y Amy Klobuchar, el excongresista Beto O'Rourke, el alcalde Pete Buttigieg, el exministro de Vivienda Julián Castro y el empresario Andrew Yang.

Ninguno ha destacado en el debate, donde se han tratado temas como la inmigración, la atención médica y el control de armas.

Las congresistas demócratas Alexandra Ocasio-Cortez, Ilan Omar, Rashida Tlaib y Ayanna Pressley, conocidas en EE.UU. como El Escuadrón, se han defendido de los ataques del presidente, Donald Trump, que las ha aconsejado que se marchen a sus países de origen. Las cuatro llegaron a la Cámara de Representantes por primera vez en las elecciones de mitad de mandato de diciembre y aseguran que los tuits ofensivos del presidente contra ellas son una "maniobra de distracción racista". El presidente, en cambio, niega que sean racistas y ha redoblado sus mensajes. 

Estados Unidos celebra este jueves su Día de la Independencia, una fiesta envuelta en polémica este año por el desfile militar organizado por su presidente, Donald Trump. El Partido Demócrata ha acusado al mandatario de "politizar" la fiesta nacional por organizar el desfile más caro de la historia, en el que participarán tanques, aviones militares y el Air Force One, el avión presidencial. El presidente pronunciará además un discurso desde el memorial de Lincoln, una acto que no tenía lugar desde 1951 durante la presidencia de Harry Truman.

El presidente de Estados Unidos ha anunciado que las redadas contra la inmigración irregular en Estados Unidos comenzarán a partir de este 4 de julio, Día Nacional. Trump ha advertido de que "mucha gente va a tener que salir" del país mientras se multiplican los actos a favor y en contra de su política migratoria. Varios congresistas demócratas han visitado el centro con niños migrantes detenidos que ha escandalizado al pais. Y esto es lo que describen: menores solos y mujeres en cuartos sin agua corriente.

La senadora Kamala Harris fue la protagonista del segundo debate entre candidatos a las primarias demócratas para la Casa Blanca, donde a priori todas las miradas estaban puestas en el exvicepresidente Joe Biden y el senador Bernie Sanders.

Harris atacó a Biden, primero en las encuestas, y ensombreció así a Sanders, que aparece segundo. Ambos hombres simbolizan, respectivamente, al partido demócrata centrista y conservador y al ala más a la izquierda, que no duda en usar el término "socialismo".

El debate se celebró en Miami un día después de que otros diez candidatos se vieran las caras en el primer debate, en el que destacó la senadora Elizabeth Warren, otra de las favoritas.

Los ataques al actual presidente han sido también numerosos, en especial por su tratamiento de la inmigración.

En Estados Unidos ha comenzado oficialmente la carrera de los demócratas a la Casa Blanca. Esta madrugada se ha celebrado el primer debate de los candidatos ha arrebatarle la presidencia a Donald Trump, centrado en la crisis migratoria. El exvicepresidente de Barack Obama, Joe Biden, parte con ventaja, aunque no ha participado en este primer debate, en el que han tomado parte diez de los veinte aspirantes demócratas.

El fiscal especial para la trama rusa de Estados Unidos, Robert Mueller, no pudo acusar formalmente al presidente porque "no era una opción", ya que se lo impiden las normas de Departamento de Justicia. El fiscal ha anunciado su dimisión y el cierre de la investigación, y ha dejado claro, en su única comparecencia al respecto que no exonera al presidente de haber obstruido la Justicia: "Si hubiéramos creído que el presidente claramente no cometió ningún delito, lo habríamos dicho. Sin embargo, no llegamos a ninguna conclusión", ha dicho.
 

El fiscal especial de la trama rusa, Robert Mueller, ha asegurado que no imputó al presidente, Donald Trump, por presunta obstrucción de justicia porque "no era una opción". Mueller, que investigó durante dos años la injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016, ha dimitido y ha cerrado la investigación. El presidente Trump considera que el caso "está cerrado", mientras que los demócratas creen que les corresponde tratar de destituir al presidente ante la incapacidad de Mueller.

Donald Trump ha salido reforzado tras el informe del fiscal especial sobre la trama rusa. Robert Mueller no ha hallado pruebas que indiquen que el presidente estadounidense conspirara con Moscú en las elecciones presidenciales de 2016. Aún así no descarta que obstruyera a la justicia. Por eso los demócratas quieren conocer el informe completo y no solo el resumen del fisacal general William Barr. Crónica del corresponsal de RNE en Washington, Fran Sevilla