arriba Ir arriba

Una mujer de 37 años ha sido detenida en Las Palmas de Gran Canaria como presunta autora del homicidio de su hijastro de 9 años. La detenida, de nacionalidad china y sin antecedentes policiales, ha reconocido a los agentes haber golpeado en repetidas ocasiones al pequeño, de la misma nacionalidad, hasta causarle la muerte. El padre del niño, de 55 años y de idéntica nacionalidad, también ha sido detenido en relación a los malos tratos previos sufridos por el menor.

Una testigo, compañera de clases de francés de Asunta, ha afirmado sin género de dudas este lunes que la tarde del crimen, el 21 de septiembre de 2013, vio a su padre, Alfonso Basterra, en compañía de su hija adoptiva por las calles de Santiago, lo que contradice la coartada de este, que la semana pasada aseguró que permaneció toda la tarde en casa sin salir. Durante la sesión del juicio de este lunes, varios agentes también han incidido en el comportamiento extraño de los padres en las primeras horas de la desaparición de su hija.

Cinco niños han muerto presuntamente a manos de su familia más directa en agosto. Los menores víctimas de la violencia son diez en lo que va de año, aunque de momento sólo está confirmado el asesinato de un niño de 10 años, a manos de la pareja sentimental de su madre, en Torrevieja, el pasado mayo. Se investigan como posibles casos de violencia de género otros tres sucesos: los asesinatos de dos niños en Casteldefells, perpetrados supuestamente por su padre, que también acabó con la vida de su mujer, antes de suicidarse; el supuesto asesinato en Moraña de dos niñas de 4 y 9 años a manos de su padre y en el Rincón de la Victoria, un hombre permanece también en prisión tras confesar que había dejado morir ahogado al hijo de tres años de su pareja, tras un enfado.  También en prisión se encuentran los padres de un bebé fallecido en julio, en Barcelona, tan sólo 28 días después de nacer a consecuencia, presuntamente de los malos tratos infligidos por sus progenitores. Más suerte tuvo el bebé al que abandonó en un contenedor de basura Mejorada del Campo, en Madrid, supuestamente, su madre. 

El supuesto parricida de San Juan de la Arena, que se suicidó este jueves tras matar presuntamente a sus dos hijas de 7 y 9 años, fue denunciado por maltrato por su exmujer que pidió en 2013 medidas de protección que no le fueron concedidas. El hombre, de 55 años, que se arrojó desde un viaducto situado en la autovía del Cantábrico (A-8), se había divorciado recientemente de su mujer y tenía asignado un régimen de visitas a sus hijas. Los hechos tuvieron lugar este jueves por la tarde en la localidad costera de San Juan de la Arena.

La Policía Nacional ha arrestado este domingo a un hombre como presunto autor de la muerte, a puñaladas, de su hijo de 19 meses y de herir a su otro hijo de cinco años.

En torno a las doce y media de la noche, el 112 ha recibido el aviso de la muerte de un menor en la calle Pedro Martínez, en el distrito de Carabanchel (Madrid).

Hasta el lugar se han desplazado efectivos de la Policía Nacional, el Summa y el Samur. Según ha confirmado el portavoz del 112 de la Comunidad de Madrid a RNE.

Los sanitarios del Summa han encontrado a un niño de 19 meses con heridas de arma blanca en el cuello ya fallecido.

El hermano, un niño de cinco años, presentaba una herida penetrante en la espalda, al parecer causada por un cuchillo de grandes dimensiones. El menor ha sido estabilizado y trasladado al Hospital 12 de Octubre en estado grave.

La mujer detenida en Barcelona, acusada de matar a sus hijos de 8 y 11 años está ingresada en una unidad psiquiátrica y no prestará declaración hasta que le den el alta. Quien sí lo ha hecho, como testigo, es el padre de los niños. Ha explicado que ella le llamó y le anunció lo que iba a hacer. La pareja estaba separada desde hacia un año. El padre de los pequeños, que ya ha declarado como testigo, ha explicado a la policia que ayer pasaron la tarde juntos, que discutieron y que luego se marchó. Poco después la mujer le llamó y le dijo que iba a matar a los niños. Que nunca más los iba a ver con vida. Cuando llegó ya lo había hecho. Los vecinos sabían que tenían problemas y discusiones pero no se  pueden creer lo que ha pasado. 

Un hombre de 34 años de edad ha acabado supuestamente con la vida de sus padres y de su hermana en el municipio de Dos Hermanas. El presunto homicida, que ha estado sometido a tratamiento médico al sufrir algún tipo de trastorno mental, se ha entregado este viernes aunque los hechos se produjeron este pasado jueves, según han informado a Europa Press fuentes del caso.