Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

A las 9 de la mañana han abierto los más de 23.000 colegios electorales habilitados para esta jornada de elecciones europeasmunicipales y autonómicas en 12 comunidades y en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Es la primera vez en veinte años que coinciden en el mismo día las tres citas electorales. Más de 37 millones de ciudadanos españoles tienen derecho a voto un mes después de la celebración de las elecciones generales. En cada colegio habrá mínimo dos urnas y en Canarias, hasta cinco. Primero se contarán los votos europeos, luego los municipales y los autonómicos serán los últimos. Hasta la madrugada no conoceremos los resultados definitivos.

Los europeos están llamados a las urnas desde ayer jueves y hasta el domingo para decidir la composición del Parlamento Europeo para los próximos cinco años. Hablamos de una cita que no solo encara el reto de mejorar la pobre participación de convocatorias anteriores, sino también el de formar mayorías europeístas capaces de resistir el auge de partidos nacionalistas y populistas que, según las encuestas, van a entrar con fuerza en el hemiciclo. Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso analiza la coyuntura previa a estos comicios con Camino Mortera, investigadora senior del Centre for European Reform.

Dolors Montserrat, cabeza de lista del Partido Popular al Parlamento Europeo ha visitado Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso en la última de las entrevistas electorales antes de la cita con las urnas del domingo. Montserrat ha querido resaltar la importancia de los comicios europeos para el día a día de los españoles, y ha afirmado que "la gente cada vez es más consciente de que en Europa nos jugamos mucho" y que España es junto a Luxemburgo el país más europeísta, por lo tanto "hay que salir a votar". La candidata del PP cree que las dos mayores amenazas de Europa son "el nacionalismo y el populismo" y por tanto ha defendido que su partido es la mejor opción porque son "el partido más fuerte, influyente y decisivo". Preguntada por los posibles apoyos y pactos en el Parlamento Europeo, ha afirmado que "nuestra línea roja es clarísima: la Constitución y el Estado de Derecho", y ha apostado por un PP "fuerte" en la Cámara europea. Montserrat ha sido muy crítica con el PSOE, afirmando que "están enviando un mensaje dañino a Europa" por lo que ella considera un "pacto" con el independentismo en la moción de censura, y ha calificado de "bochornoso" el proceder de la presidenta del Congreso Meritxell Batet respecto a la suspensión de los diputados encausados, "están retrasando la decisión para que no les perjudique en las elecciones", ha dicho, porque "después del 26 de mayo veremos como pactan con el independentismo".

Los 751 escaños en juego en las elecciones europeas dan para muchas anécdotas, como los candidatos que han optado por hacer carrera política lejos de sus habituales carreras o a edades avanzadas. Es el caso de actrices, extenistas, presentadoras, jugadores de baloncesto y clásicos: Brigitte Bardot, Illie Nastase, Silvio Berlusconi o la periodista británica Rachel Johnson. 

Las votaciones al Parlamento Europeo comienzan el jueves en Reino Unido y Holanda. Serán los dos primeros de los 28 Estados miembros, que en su mayoría acudirán a las urnas el domingo, por eso el total de los resultados oficiales no se conocerán hasta que ese día cierre el último colegio en Italia, a las 23:00 horas. Los Veintiocho votan estos días para elegir a los 750 diputados del Parlamento Europeo con la vista puesta en el futuro del bloque y en el auge de los partidos nacionalistas y eurófobos.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha conseguido unir hasta 11 partidos de la ultraderecha europea que pueden duplicar o incluso triplicar sus 80 diputados actuales en el Parlamento Europeo. Su objetivo ya no es abandonar la Unión Europea, sino cambiarla. En común tienen la predilección por su país y la identidad nacional, pero difieren en asuntos económicos o intereses internacionales. Recogen los votos del descontento y desde fuera, los movimientos ultranacinalistas reciben apoyos de potencias como Estados Unidos, Rusia o China.
 

La candidata de Ciudadanos a las elecciones europeas Maite Pagazaurtundúa ha comenzando su entrevista en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso explicando que su salto al partido naranja como candidata independiente se ha debido a consejos de gente cercana para que no desperdiciara "todo el trabajo que se había realizado" durante su legislatura como eurodiputada de UPyD. Preguntada por la situación catalana, la candidata de Ciudadanos ha afirmado que "se ha extendido la fobia a lo español", algo que atenta, según su opinión, "contra el corazón de los derechos fundamentales". A nivel europeo, Pagazaurtundúa cree que "no puede ser que los ultranacionalistas quieran imponer sus ideas a los demás", en referencia a países como Hungría o Polonia, países a los que, dice, querría aplicar el Artículo 7, una suspensión de derechos para que "quienes actúen contra los derechos fundamentales no puedan seguir haciendo daño". Ante asuntos como la inmigración, Maite Pagazaurtundúa, ha afirmado que "dentro de algunos años se nos caerá la cara de vergüenza" y, aunque asegura que "desde el Parlamento se hizo todo lo que se pudo" no se avanzó más porque los países "han sido ciegos y negligentes".

María Eugenia Rodríguez Palop, cabeza de lista de unidas Podemos a las elecciones europeas se ha mostrado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso "contenta y con energía" frente a estos comicios, y ha asegurado que seguirá siendo independencia "para mantener la unidad y la coherencia del proyecto", formado por "sensibilidades y organizaciones muy diferentes".

Rodríguez Palop Ha calificado esta campaña de "mucho más importante" que las anteriores por cuestiones como el auge de las formaciones eurófobas, situación que ha calificado de preocupante, o el Brexit. Respecto a sus planes y propuestas para la Unión Europea, cree que existe una "crisis de credibilidad económica grave", a la que achaca "al modo en que se han gestionado las cosas" y a "las propias instituciones de la UE", por tanto propone que el Parlamento Europeo tenga "más iniciativa legislativa".

Los asuntos sociales son otro de los puntos más destacados en sus propuestas, como el control público de "sectores estratégicos como la luz y el agua" o "un salario mínimo que constituya el 60% del salario medio", además de la inmigración, un asunto en el que cree que la Unión Europea "no cumple la legalidad". 

Los candidatos propuestos por las familias políticas para presidir la Comisión Europea tras las elecciones europeas del 26 de mayo cierran el único debate a seis europeo en el minuto de oro: el alemán Manfred Weber (portavoz del Partido Popular Europeo en la pasada legislatura), el holandés Frans Timmermans (Partido Socialista Europeo y primer vicepresidente de la Comisión Europea), la danesa Margrethe Vesthager (actual comisaria de Competencia, de la Alianza de los Liberales y Demócratas por Europa), el belga nacido en Asturias Nico Cué (Partido de la Izquierda Europea), la alemana Ska Keller (co-portavoz del Partido Verde Europeo en la pasada legislatura) y el checo Jan Zahradil (Alianza de Conservadores y Reformistas de Europa). 

Durante el debate electoral de los comiciones europeos, el alemán y portavoz del Partido Popular Europeo en la pasada legislatura, Manfred Weber, recrimina al candidato belga de Partido de la Izquierda Europea, Nico Cué, que no puede contar con la izquierda con temas de comercio a pesar de tener 65 millones de empleos en Europa relacionados con el comercio. "No entiendo porqué los grupos de izqueirdas, verdes, y de izqueirdas tienen tantos remilgos a la hora de usar el comercio para mejorar el mundo". Cué le ha contestado que "no establecen los mecanismos necesarios: "Ustedes, las agencias incluso, que permitirían oponerse a la reducción de la calidad de vida de los europeos. Hay un consumo interno a nivel europeo, que también es muy importante y supone muchos lugares de trabajo"