Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Los dos candidatos a la Presidencia del PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, coincidieron la noche del martes en una cena del Grupo Parlamentario 'popular' en plena batalla para liderar el partido. Se saludaron, se besaron, pero no mantuvieron un encuentro formal ni hablaron de la posibilidad de candidatura de unidad- propuesta de Santamaría que rechaza tajantemente Casado.

El candidato cifra en más de 2.000 los compromisarios que ya tiene para ganar el XIX Congreso Extraordinario y la candidata recuerda que ella ha sido la más votada en la primera vuelta.

Los candidatos a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría y Pablo Casado, siguen discrepando en sus intenciones respecto a la segunda vuelta del proceso electoral que ambos afronta. Mientras la exvicepresidenta reivindica, a la luz de los resultados de la primera vuelta, que los afiliados han dicho que quieren "unidad". "Vamos a salir unidos, pero primero los representantes de los afiliados tienen que elegir quién va a ser presidente", ha dicho Casado.

El candidato del PP a la Presidencia del partido, Pablo Casado, se ha quejado de las "presiones" que está sufriendo para "aceptar una integración que va contra las normas", en referencia a la candidatura de unidad por la que aboga la otra aspirante al liderazgo del partido, Soraya Sáenz de Santamaría; y cree que, de los 3.184 compromisarios que votarán en el XIX Congreso Extraordinario, cuenta con el apoyo de unos 2.000, lo que supone el 63%.

Se ha referido así, en una entrevista en 'Los Desayunos de TVE' a la candidatura de integración que propone la candidata y a la que él se opone porque quiere medirse con la exvicepresidenta en la última y definitiva votación. "Yo he hecho mis números y me salen las cuentas", ha señalado el exvicesecretario de Comunicación del PP, que insiste en que, a su juicio, hubo "empate técnico" en la primera vuelta, con el voto de los militantes. La exvicepresidenta ganó las primarias por una diferencia de 1.546 votos.

"Ya en la primera vuelta hubo presiones con los avales y el voto de los militantes y ahora parece que las hay para que yo acepte una candidatura de unidad", ha aseverado el candidato, quien cree que "la mayoría de compromisarios está viendo con buenos ojos un proyecto nuevo de alguien que no ha estado dirigiendo ni el Gobierno ni el partido en los últimos 10 años". Casado ha sido miembro de la cúpula del PP, como vicesecretario de Comunicación, desde hace tres años.

La candidata a presidir el PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ha dicho este domingo que acepta el debate que le ha propuesto el también aspirante a liderar el partido, Pablo Casado, pero le ha advertido de que es preferible el "diálogo sincero para el acuerdo". En un acto público con militantes en el municipio madrileño de Coslada, Sáenz de Santamaría se ha referido así al guante lanzado por el vicesecretario de Comunicación en una entrevista en ABC, publicada este domingo.

El candidato revelación del PP, Pablo Casado, no da marcha atrás e insiste, en el día después de las históricas primarias del partido, en que mantendrá su candidatura y seguirá adelante con su proyecto de "refundar el partido", para dejar claro que no se integrará con la candidata ganadora, Soraya Sáenz de Santamaría. Se muestra dispuesto a integrar, pero "después del congreso" que busca ganar. Santamaría, por el contrario, opta por la vía de la integración y con Casado dentro aunque no ha especificado si le ofrecerá directamente el puesto de número dos.