arriba Ir arriba

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha adimitido este jueves que la Unión Europea y EE.UU. discrepan sobre Rusia. La declaración se produce después de la reunión que los representantes de las instituciones europeas han mantenido con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. "No puedo decir al cien por cien de seguridad que tengamos una opinión común sobre Rusia, aunque en cuanto al conflicto en Ucrania estamos en la misma línea", ha dicho el presidente del Consejo en un mensaje televisado. Tusk ha explicado que la discusión de este jueves se centró en política exterior, seguridad, clima y comercio. "Estamos de acuerdo en muchas áreas, en primer lugar en la lucha contra el terrorismo, no tengo que explicar por qué", ha dicho el presidente del Consejo. No obstante, el presidente del CE ha admitido que algunas cuestiones se mantienen "abiertas", en particular la lucha contra el cambio climático y los temas comerciales. "Mi principal mensaje es que lo que da mayor sentido a nuestra cooperación y amistad son los valores fundamentales occidentales, como la libertad, los derechos humanos y el respeto a la dignidad humana", ha añadido. Nuestra mayor tarea, dijo Tusk, es "consolidar todo el mundo libre en esos valores, no solo en intereses, sino valores y principios en primer lugar. Esto es lo que la UE y Norteamérica deberíamos estar diciendo".

En torno a las 10.00 horas Trump mantuvo una primera reunión con Tusk y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. Media hora más tarde se unieron al encuentro el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, y la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini. La cita tiene lugar en el marco de la primera gira internacional del presidente estaounidense.

El secretario general de Asuntos Políticos y Seguridad de la OTAN, Alejandro Alvargonzález, ha hablado de Rusia, Turquía y de las críticas del nuevo gobierno de EE.UU. al actual sistema de financiación de la Alianza Atlantica. "EE.UU. tiene buenos motivos para quejarse de la actual situación, su esfuerzo es incomparablemente superior al de todos los países europeos", ha afirmado. Sobre el nuevo inquilino de la Casa Blanca, ha dicho que confía en su administración, en el sistema de equilibrios norteamericano y en el hecho de que su país necesita a la OTAN.

  • El presidente de EE.UU. y la canciller alemana mantienen su primera reunión
  • Merkel afirma que espera que se reabran las coversaciones del tratado comercial
  • Trump reitera que la política comercial "tiene que ser justa" con Estados Unidos
  • También ha subrayado que la inmigración "no es un derecho, es un privilegio"
  • Merkel destaca que Trump apoya "personalmente" los acuerdos de paz en Ucrania

El secretario de Defensa, James Mattis, ha afirmado este miércoles que todos los miembros de la OTAN deben soportar el gasto de defensa de la Alianza. También ha añadido que la OTAN es "un cimiento fundamental" en las relaciones trasatlánticas, "unidos como estamos", ha dicho, y que el presidente de EE.UU., Donald Trump, le otorga un "apoyo fuerte".

En una entrevista al Times, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, ha dicho que la canciller alemana, Angela Merkel, ha cometido un grave error con su politica migratoria, que el Brexit sera muy positivo para el Reino Unido y que la OTAN es una organización "obsoleta". En sus declaraciones, Trump se ha alineado con las tesis del populismo europeo, el rechazo a los inmigrantes o el apoyo al Brexit.

Varios militares turcos que trabajan en la OTAN han solicitado asilo en sus países de destino, tras el fallido golpe de Estado de julio en Turquía. Así lo ha revelado en Bruselas el secretario general de la Alianza. Tanto Bélgica como Alemania han recibido solicitudes de oficiales que temen sufrir represalias si regresan a Turquía. Mientras, la represión en el país continúa.
 

Los nuevos retos contra la seguridad como la amenaza yihadista, la política exterior rusa y, en parte, las críticas de Trump a la OTAN han vencido muchas de las reticencias entre los países de la Unión, que han respaldado el proyecto impulsado por Francia, Alemania, Italia y España para lograr una mayor integración militar y una política de defensa autónoma. Aunque Trump ha amenazado con recortar la financiación de la OTAN, su secretario general, que se ha reunido con los ministros de Defensa, está convencido de que Estados Unidos cumplirá sus compromisos.