Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La madrugada del lunes pasado, hora española, Barak Obama comparecía en un discurso a la nación para comunicar que EEUU había matado a Bin Laden, el principal líder de Al-Qaeda. Un comando de élite le disparó dos tiros en la masión en la que vivía en los últimos años, en Abbottabad, al norte de Pakistán. Pocas horas después, su cadáver era arrojado al mar tras seguir los riutales islámicos, según asegura La Casa Blanca. Los detalles de la operación militar se fueron conciendo en los dias posteriores, a la vez que se abría el debate sobre la legitimidad del resultado de esa acción militar, y sobre las torturas a presos, la forma con la que EEUU habría conseguido la información para localizar a Bin Laden. Informe Semanal ha hablado con tres importantes expertos para analizar lo que supondrá la desaparición de que hasta esta semana era el enemigo público número uno.

El Pentágono ha difundido hoy 5 videos, sin audio, de Osama Bin Laden conseguidos en la operación de asalto que acabó con el líder de Al Qaeda. Una de las grabaciones, de hace supuestamente unos meses, le muestra dirigiendo un mensaje al pueblo americano. En otra aparece mucho más envejecido, viendo informativos en los que él mismo aparece. Según el Pentágono, el material es el más importante incautado a un dirigente terrorista y demostraría que Bin Laden seguía siendo un jefe activo de la organización.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha felicitado a todo el comando que mató el pasado domingo al terrorista más buscado del mundo, Osama Bin Laden, y ha asegurado que ha sido "un trabajo bien hecho". El presidente estadounidense ha concedido al equipo de los SEALS, el mando de operaciones especiales de la Marina que llevó a cabo la operación, la Citación Presidencial de la Unidad, el máximo honor que se puede conceder a la unidad militar completa.

La Casa Blanca ha difundido en su web este vídeo de la noche en la que mataron a Bin Laden. El presidente Barack Obama con su equipo de seguridad y el vicepresidente Joe Biden comunica el éxito de la operación al Congreso y a los expresidentes George W. Bush y Bill Clinton. Después, el propio Obama felicita al director de la CIA, Leon Panetta. Le dice literalmente: "Sus hombres han hecho un gran trabajo" (06/05/2011).

Tras los rezos de mediodías, centenares de seguidores de BIn Laden se han manifestado en diversas ciudades de Pakistán y en otros países como Filipinas, la India o Egipto contra EE.UU. y en honor a Osama. Además, siguen saliendo a la luz nuevos detalles de la operación contra el líder de Al Qaeda. Según el material recogido en su residencia, todo indica que la organización terrorista planeaba atentar contra trenes en Estados Unidos, en el décimo aniversario del 11-S (06/05/2011).

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha decidido no publicar la fotografía del cadáver de Bin Laden, según ha informado la cadena CBS, a la que ha concedido una entrevista en el programa "Sixty Minutes" que se emitirá el próximo domingo. Sin embargo, sí han salido a la luz otras instantáneas de la operación Gerónimo a las que la agencia Reuters ha tenido acceso tras comprárselas a un oficial paquistaní que ha pedido permanecer en el anonimato.

El asalto contra el escondite de Bin Laden corrió a cargo de la llamada unidad seis de los Navy Seals. La élite de los comandos especiales de las fuerzas armadas estadounidenses. Se sabe que son todos hombres, pero no sus nombres...y que pasan por unos entrenamientos que tienen fama de "inhumanos".

Muchos flecos sueltos, al menos para algunos políticos y medios de comunicación, y muchas dudas sobre la legalidad y los métodos de la operación que acabó con la muerte de Bin Laden. "¿Hubiera sido posible conseguir la información si en su día no se hubieran aplicado técnicas de interrogatorio mejoradas?" La pregunta se la hacía hoy un diputado republicano al fiscal general del Estado. "No lo sé", contesta Eric Holder. "¿Deberían recuperarse ese tipo de interrogatorios, declarados ilegales por Obama por considerarlos torturas?", pregunta la CBS al director de la CIA. "Esa siempre sera una cuestión abierta", responde Leon Panetta entrando de lleno en un debate con el que el Partido Republicano pretende demostrar que los métodos aprobados por Bush han dado buenos resultados y que además no es el único.

La operación fue legal, legítima y apropiada desde cualquier punto de vista, ha dicho hoy también el fiscal general, y la sala de prensa de la Casa Blanca hierve por las contradicciones del Gobierno. "Son imprecisiones propias de las prisas", justifica el portavoz, pero eso de que Bin Laden no fuera armado ni utilizara a su mujer como escudo, en contra de lo que se dijo en un principio, no contribuye a despejar las dudas.

Tampoco ayuda que las fotos de Bin Laden muerto sigan sin difundirse ni unas supuestas declaraciones de la hija pequeña de Bin Laden diciendo que a su padre lo cogieron vivo y luego lo mataron.

Aunque, en realidad, a la opinión pública estadounidense todo esto no parece importarle demasiado. El 80% apoya sin fisuras esta operación y la popularidad de Obama ha subido 11 puntos.