arriba Ir arriba

Cinco años después de la muerte de Bin Laden se mantienen las sombras en torno al dispositivo militar de Estados Unidos que posibilitó la caída del líder de Al Qaeda. Este lunes la CIA ha publicado varios tuits en los que narra la operación de las fuerzas especiales en Pakistán y asegura que tardaron 9 minutos en abatirlo. Desde hace un año, el periodista de investigación Seymour Hersh asegura que muchos detalles oficiales son falsos. Ahora expone su versión en un libro.

Los informes fueron incautados durante la operación de 2011 en Pakistán en las que los las fuerzas especiales mataron al líder de Al Qaeda. El material ahora desclasificado contiene 103 documentos, en su mayoría cartas familiares y otras intercambiadas con otros líderes de Al Qaeda.

Los informes, a los que ha tenido acceso la agencia AFP, son las traducciones al inglés realizadas por la CIA de distintos documentos encontrados durante aquella noche en la casa de Abottabad, si bien la agencia ha precisado que no ha tenido la posibilidad de verificar de forma independiente la procedencia del material ni la calidad de la traducción.

La noche del 2 de mayo de 2011 2 helicópteros transportan a miembros de los equipos de élite Navy Seals hasta  una mansión de Abbottabad, en Pakistán. Uno de los aparatos sufre un accidente al aterrizar pero los equipos entran en la casa se enfrentan a tiros a sus inquilinos y llegan al objetivo, el líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden al que disparan y matan, mientras el presidente sigue la operación desde la Casa Blanca. Se llevan su cuerpo y lo arrojan al mar. Hasta aquí la versión oficial, que el periodista Seymour Hersh no se cree. Según él, Bin Laden estaba preso en esa casa, controlado por la inteligencia paquistaní que ofreció a Washington matar al líder de AQ a cambio de más ayuda militar e influencia en Afganistán.