Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Desde el cuartel general de la policia en Canillas (Madrid) parte la operación emperador contra la mafia china. Dos unidades trabajan codo con codo: la UDYCO, especializada en crimen organizado, y la UDEF, encargada de delitos económicos. Meses y meses de escuchas telefónicas dan sus frutos: en las conversaciones aparecen policías supuestamente implicados en la trama. El comisario que lleva el caso se lo comunica al juez, Fernández Andreu, y éste encarga un informe a la unidad de Asuntos Internos de la Policía.

Gao Ping vuelve a ser noticia, porque esta mañana han empezado a declarar en la Audiencia Nacional los nueve policías imputados por hacer presuntamente favores a la red mafiosa que él lideraba. 

Dos de ellos han negado ante el juez Ismael Moreno que hubieran hecho favores a los miembros de esta organización cambio de regalos, tal y como sostiene la Fiscalía Anticorrupción.

La Audiencia Nacional ha ordenado la busca y captura de un matrimonio de ciudadanos chinos imputados en el caso Emperador que el pasado sábado no acudieron a firmar su comparecencia diaria en el tribunal. Según han informado fuentes jurídicas, el juez Fernando Andreu ha dictado hoy la orden después de que la Policía acudiera ayer a la vivienda del matrimonio, formado por Wang Feng y Kai Xu, y no los encontrara allí. Según las mismas fuentes, estas dos personas dirigían operaciones de blanqueo de dinero de empresarios chinos y españoles. Estas operaciones consistían en blanquear grandes cantidades de dinero que los empresarios y personas adineradas, tanto chinos como españoles, entregaban en mano a la organización liderada por Gao Ping (13/05/2013)

El supuesto líder de la trama china de blanqueo de capitales, Gao Ping, volverá a prisión. El juez Andreu de la Audiencia Nacional ha encontrado nuevos indicios contra él y cree que existe riesgo de fuga. Gao Ping había sido puesto en libertad por exceder el límite legal de 72 horas de detención.