arriba Ir arriba

Tras una larga batalla con la empresa americana de buscatesoros Odyssey, el Tribunal Supremo de EEUU concluyó que el patrimonio del tesoro de la fragata Nuestra Señora de las Mercedes pertenecía a España. Podremos disfrutarlo desde este verano 2013.

ARQUA, el Museo Nacional de Arqueología Subacuática de Cartagena, está finalizando las labores de restauración la fortuna de Diego Alvear, un político cordobés natural de Montilla, localidad que está aprovechando este momento para poner en valor su figura.

El tesoro del Odyssey ya tienen lugar en el que mostrarse al público: será en el Museo de Arqueología Submarina de Cartagena. Han pasado 200 años bajo el agua de dónde las sacó para negociar con ellas una empresa de cazatesoros. Después de cinco años de juicio el Estado consiguió que los modernos piratas del Odyssey devolvieran a España el tesoro de Nuestra Señora de las Mercedes la fragata hundida en 1804.

Monedas exactamente iguales a las que Odyssey sacó del fondo del mar. Están expuestas en la Casa de la Moneda de Madrid. Monedas de oro, reales de plata, procedentes de Perú, acuñadas en 1796, como las 600 mil monedas de la fragata nuestra señora de las Mercedes que acaban de hacer el viaje de regreso a casa.

El gobierno español ha puesto a disposición dos aviones Hércules para traer desde Florida el tesoro de la fragata "Nuestra señora de las Mercedes". Un comité científico de Patrimonio Nacional ha revisado y hecho el inventario de las monedas y lingotes que España recupera después de una larga batalla judicial contra la empresa cazatesoros Odyssey.

En 1803, el galeón Nuestra Señora de las Mercedes viajaba hasta Perú con el objetivo de recoger un gran tesoro compuesto de miles de piezas de oro, plata, cobre y estaño. Pero el tesoro no llegó a su destino. A menos de un día de viaje de Cádiz, el galeón fue interceptado por una flota británica. Tras la batalla, sus restos han permanecido durante siglos en el fondo del mar hasta que en 2007 la empresa 'cazatesoros' Odyssey recuperó el tesoro. Tras cinco años de litigios entre el Gobierno español y Odyssey, la justicia norteamericana ha dictaminado que el tesoro debe ser devuelto a España. Este martes vuelan hasta Florida varios aviones del Ejército del Aire y expertos que analizarán el estado de las piezas y se encargarán de su traslado, tal como nos cuenta Carmen Martorell (21/02/12).