Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Japón ha anunciado este miércoles que ha decidido retirarse de la Comisión Ballenera Internacional (CBI), un organismo creado hace siete décadas para garantizar la preservación de esos cetáceos y evitar su caza indiscriminada, y ha comunicado que reanudarán la caza de ballenas con fines comerciales desde julio próximo.
La decisión ha sido dada a conocer por el ministro portavoz del Gobierno, Yoshihide Suga, quien ha indicado que los balleneros nipones reanudarán sus actividades en sus aguas territoriales y en su zona económica exclusiva.

¿Por qué la erupción de un volcán termina provocando un tsunami y por qué en el caso de Indonesia no se pudo predecir? Los expertos han explicado a TVE cómo funciona la red de alertas. Coinciden en que es muy difícil prever un movimiento de tierras submarino. "Tenemos dos cosas: ausencia de sismicidad para producir esta alerta y al mismo tiempo poco tiempo para generar esta alerta", ha explicado Roger Urgeles del Instituto de Ciencias del Mar.

El mar es su vida y por ello el discurso de Sylvia Earle no podía ser otra cosa que un canto de amor hacia el océano. "Todos estamos conectados al mar", ha dicho la bióloga durante la entrega del Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2018, un galardón que reconoce más de seis décadas dedicadas a la exploración e investigación de los fondos marinos y a la conservación de los océanos. Y ha expresado en una frase la complicada situación actual que atraviesan: "Un océano con problemas significa que nosotros tenemos problemas". [Lee íntegro el discurso de Sylvia Earle].
 

El Puente de Segovia de Madrid ha amanecido con una tremenda escultura a tamaño real de un cachalote varado de 15 metros y 1.000 kilos. El misterio lo ha resuelto pronto el propio ayuntamiento de la capital: se trata de una instalación artística del colectivo belga Captain Boomer, que denuncia la degradación de los océanos simulando un caso real de atención de emergencia a una ballena.

La contaminación de plásticos en el mar es uno de los mayores problemas medioambientales de la actualidad. La organización The Ocean Cleanup ha trabajado durante años en la creación de un sistema que permitiese recoger los millones de toneladas de estos residuos que se acumulan en las aguas oceánicas, y por ello ha diseñado una barrera flotante.
Sus primeros trabajos se desarrollarán a 300 kilómetros de la Bahía de San Francisco, para dirigirse, más tarde, a la mayor isla de plástico del mundo que se ha acumulado en el Pacífico, a unos 1600 kilómetros en dirección Hawai. Los ingenieros quieren observar la eficacia del dispositivo ideado en situaciones especiales, cuando hay tormentas y olas de gran tamaño. Si todo va según lo previsto, en 2020 habrá desplegadas 60 barreras como esta por el océano Pacífico.