Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El ejército de Nigeria ha pedido ayuda a la comunidad internacional para poder hacer frente al grupo terrorista Boko Haram tras una semana especialmente sangrienta en ese país. La milicia, que ansía la instauración en el noreste del país de una especie de califato donde rija la ley islámica con puño de hierro, extendió su arremetida contra otros locales alrededor de Baga. Según la información recogida por Amnistía Internacional, pese a que las fuerzas de seguridad no han sido capaces de cerrar un balance final de víctimas, los muertos podrían rondar los 2.000 en estos siete díasFerrán Iniesta, profesor titular de Historia de África en la Universidad de Barcelona, analiza la situación.

Una explosión en una escuela secundaria de la localidad de Potiskum, en el norte de Nigeria, ha causado decenas de muertos, 48 según testigos.

La explosión de este lunes ha tenido lugar a las 8.00 hora local, cuando los estudiantes se encontraban reunidos en una asamblea que celebran antes de empezar las clases.

"Hasta ahora, el número de muertos es 48, y hay 79 heridos. He contado los cuerpos, en su mayoría estudiantes y algún profesor", ha declarado a Reuters una enfermera del hospital general de Potiskum.

Según esta enfermera, uno de los profesores supervivientes asegura que el presunto terrorista era un suicida y vestía como uno de los alumnos.

La región es uno de los tres estados nigerianos en estado de emergencia debido a la violencia del grupo terrorista Boko Haram, aunque de momento ningún grupo ha reivindicado el atentado.