arriba Ir arriba

El corazón de África está acostumbrado a vivir tragedias. La pobreza eterna, la falta de oportunidades y los conflictos armados han perpetrado tragedias humanitarias tan largas, que muchos no conocen otra cosa. Hoy, los cuatro países que comparten las aguas del lago Chad, Níger, Nigeria Camerún y Chad, viven una de las mayores crisis del planeta. Combinada con la sequía que ha azotado en los últimos meses la región se ha convertido en la tormenta perfecta.

Hay más de siete millones de personas en situación crítica, que necesitan ayuda según las agencias de las Naciones Unidas. Entre Nigeria, Níger, Chad y Camerún hay más de 2,4 millones de personas desplazadas en su propio país, o refugiadas más allá de sus fronteras.

Decenas de personas han muerto y numerosas han resultado heridas después de derrumbarse el techo de una iglesia evangélica en Nigeria cuando se celebraba en su interior un servicio religioso. El siniestro ha tenido lugar en la ciudad de Uyo, capital del estado de Akwa Ibom, al sur de Nigeria. La iglesia estaba abarrotada de fieles que asistian a la ceremonia de consagración de un nuevo obispo.

Al menos 60 muertos y numerosos heridos causó este sábado el derrumbe del techo de una iglesia evangélica en la ciudad nigeriana de Uyo, capital del estado de Akwa Ibom, en el sureste del país, según medios locales.

La agencia de noticias estatal NAN informó en su sitio web de que había 60 "víctimas" como consecuencia del colapso, ocurrido durante la celebración de un servicio religioso en el que iba a ser consagrado un nuevo obispo, pero otros medios dan cifras superiores.

El grupo terrorista quiere negociar con el gobierno su liberación. Son sus primeras imágenes en casi dos años, cuando tras el secuestro de las más de 200 niñas en una escuela de Chibok, Boko Haram envió una prueba de que estaban vivas. Esta vez el mensaje va dirigido a frenar la presión militar del gobierno que estrecha cada vez más el cerco a la guerrilla islamista.

El Ejército asegura que es Serah Luka, la chica número 157 de la lista de secuestradas por Boko Haram en Chibok. Aunque las familias no lo tienen tan claro, su portavoz ha dicho que ese nombre no está en su lista. Se investiga además si otras tres chicas que huyeron y fueron rescatadas después por los soldados también son de Chibok. En la operación militar han liberado a otras 97 mujeres y niñas