arriba Ir arriba

Francia confirma que sus fuerzas especiales están interviniendo en una operación antiterrorista en Níger, que sufrió ayer dos atentados islamistas. Uno de ellos contra intereses franceses. Se ha atribuido la autoría el grupo liderado por Mojtar Belmojtar, al que se había dado por muerto tras la ofensiva de Francia en Mali.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación José Manuel García-Margallo ha iniciado este viernes una gira por el Sahel . Anoche llego a Níger. Allí el jefe de la diplomacia española ha adelantado que la misión española que entrenará al ejécito de Mali requerirá un contingente mayor y será más cara.

Millones de personas están afectadas por la crisis humanitaria en el Sahel, donde pronto muchas comunidades entrarán, oficialmente, en situación de emergencia.

La grave situación política y humanitaria en Mali y Níger puede desestabilizar el Sahel. En Mali, una revuelta independentista tuareg ha obligado a desplazarse a más de 10.000 personas. Decenas de miles de personas vagan por el desierto buscando asilo en Argelia, Burkina Fasso, Mauritania o Níger. Se trata de una zona muy vulnerable donde no ha llovido desde hace dos años. Níger es el país que más refugiados ha recibido, pero además ha tenido que reintegrar a 260.000 nigerinos que han regresado desde Libia tras la caida del régimen de Gadafi. También llegan quienes huyen de la violencia en el norte de Nigeria. Las ONG dicen que necesitan 720.000 millones de euros para evitar que 20 millones de personas pasen hambre.

La Fundación para el Desarrollo de la Enfermería, FUDEN, lleva a cabo diversos programas de cooperación en África y América Latina donde los enfermeros son casi el único contacto de la población con el ámbito sanitario. Voluntarios y cooperantes se trasladan a estos países para llevar medios y conocimientos. En esta ocasión, son los propios profesores de enfermería de Níger los que han venido a España para aprender, pero también para enseñar, porque como nos cuentan, el proceso es un claro intercambio de experiencias.

Tras varios meses sin lluvias, se han perdido varias cosechas en Níger. La población afronta ya los primeros síntomas de una crisis alimentaria que recuerda a la hambruna que causó miles de muertos en este país en 2005. ONGs como Save the Children hacen un llamamiento urgente a la comunidad internacional para que la historia no se repita.