arriba Ir arriba

El actual episodio de frío intenso alcanzó las primeras horas de este viernes su punto más gélido al desplomarse los termómetros a -22ºC en Das, en Girona, lo que supone la temperatura mínima más baja de este invierno, con la mayor parte de Cataluña bajo cero. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) cuenta con 763 observatorios repartidos por toda la geografía española que han tomado datos de temperaturas en estas primeras horas del viernes. De todos ellos, un total de 487 se han congelado al registrar mínimas de 0ºC o inferiores a ese valor.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) prevé para este viernes, nevadas en cotas muy bajas del Cantábrico, Pirineos y otros puntos de la mitad norte peninsular por la entrada de un frente atlántico y temperaturas significativamente bajas en amplias zonas del interior. Las temperaturas subirán en la mitad norte peninsular y Canarias y persistirán las heladas generalizadas en el interior, fuertes en zonas de montaña. Las precipitaciones serán localmente persistentes en el Cantábrico, menos intensas en la Meseta norte, alcanzarán en la segunda mitad del día a los sistemas Central e Ibérico y a los Pirineos y no se descartan en Extremadura y Andalucía occidental. La cota de nieve se situará en torno a los 400/800 metros en la mitad norte de la Península, algo más alta en Galicia, entre los 800 y los 1.000 metros en Baleares y de 1.700 a 1.900 metros en Canarias. Las temperaturas subirán en la mitad norte peninsular y Canarias y persistirán las heladas generalizadas en el interior, fuertes en zonas de montaña.

Una semana después de su llegada a la Península, el temporal de nieve y frío sigue dificultando el tráfico en las carreteras de la mitad norte. Más de 1.000 kilómetros de carreteras secundarias sufren restricciones y miles de alumnos no han podido asistir a clase este jueves, mientras, por cuarto día consecutivo continúa suspendido el tráfico ferroviario entre Asturias y León por la acumulación de nieve en el Puerto de Pajares. La peor situación se da de nuevo en el norte, Pirineos, valle del Ebro y Levante, y de las nueve comunidades afectadas, en Castilla y León

El tráfico ferroviario de viajeros entre Asturias y León continúa suspendido este jueves por la acumulación de nieve en el Puerto de Pajares. Vecinos de Los Ángeles de San Rafael, en Segovia, denuncian que más de 2.000 personas se han quedado atrapadas por la nieve, algo que el Ayuntamiento ha negado. En zonas del interior como Teruel la pasada noche se han registrado temperaturas bajo cero.

Parisinos y turistas han recibido con entusiasmo o frustración la mayor nevada en 30 años en la capital francesa, que ha dejado grandes atascos y retrasos en los vuelos, al tiempo que ha llenado la ciudad de un manto blanco digno de fotografiar. París, al igual que el resto de la región de Île de France, sigue en alerta naranja por el hielo y la nieve y en algunos puntos de la capital han llegado a acumularse hasta doce centímetros de nieve, el mayor espesor registrado desde 1987.

El temporal no da tregua y afecta especialmente al norte peninsular, con zonas donde se acumulan hasta 50 centímetros de espesor. En País vasco,hay aviso naranja hasta las 12 del mediodía del jueves por nevadas que podrían alcanzar el nivel del mar. En Cantabria nieva por encima de los 100 metros, el 112 ha atendido por la tarde 150 incidencias y se prevén problemas para las carreteras esta noche. En la red secundaria hay cinco puertos cerrados y prácticamente en todos se necesitan cadena. En Asturias, la red ferroviaria entre Asturias y León se ha visto interrumpida por tercer día y el puerto de Pajares permanece cerrado para vehículos pesados. Además, todavía hay 250 asturianos sin electricidad en la zona occidental. Uno de los más afectados es Somiedo, donde se han acumulado hasta 2 metros de nieve. En Lugo, la situación mejora pero la DGT recomienda precaución por el hielo. En total, las clases han sido suspendidas en la península para 10.000 niños. La alerta se mantiene también en Cataluña ante el riesgo de temperaturas bajas y aludes, y en Canarias, donde hay aviso por fenómenos costeros.

Las nevadas que se registran este miércoles en la mitad norte peninsular complican aún el tráfico en más de 2.000 kilómetros de carreteras de Galicia, Asturias, Cantabria y Castilla y León, casi todas de la red secundaria, y en algunos municipios gallegos la nieve alcanza un espesor de más de medio metro. Unas 300 vías permanecen con restricciones de circulación por nieve, hielo o pavimento deslizante, 64 cortadas y en 95 es obligatorio el uso de cadenas, según los últimos datos facilitados por la Dirección General de Tráfico (DGT), que destaca que lo peor de la red secundaria sigue en el norte, Pirineo y valle del Ebro.

El temporal de nieve y frío de los últimos días continúa este miércoles. 17 provincias están en alerta naranja o riesgo importante por fenómenos costeros, nevadas, temperaturas mínimas o viento. Asimismo, 41 provincias del territorio español registran alerta amarilla o riesgo por tormentas, aludes y los fenómenos climatológicos mencionados anteriormente.

El temporal de nieve ha vuelto este martes a dejar un día más sin colegio a miles de alumnos de varias provinciasha interrumpido el tráfico ferroviario en varias líneas del norte del país y ha dejado sin luz a miles de asturianos. Según los últimos datos facilitados por la DGT, la situación mejora en toda España, aunque lo peor persiste en la zona norte, valle del Ebro y Pirineos, con una decena de puertos de montaña cortados todavía en Asturias. Más de 20.000 escolares de Asturias, Cantabria, Cataluña, La Rioja, Castilla-La Mancha, Galicia y Comunidad Valenciana no han podido llegar a los centros educativos este martes.

La Agencia Estatal de Meteorología prevé para este domingo nevadas en cotas relativamente bajas en gran parte de la Península y posibilidad de precipitaciones localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico, zonas del centro y noreste y litoral catalán. En la Península, Estrecho y Baleares, los cielos estarán nubosos o cubiertos con precipitaciones generalizadas, que se irán desplazando durante el día desde la vertiente atlántica hacia el mediterráneo y noreste. Se espera que las lluvias sean localmente fuertes o persistentes en el norte de Galicia y Cantábrico, zonas del norte y este de Castilla-La Mancha, sur de Aragón y litoral sur de Cataluña, y con ocasionales tormentas y granizo en puntos del litoral. En Canarias el cielo estará nuboso con lluvias en el norte de las islas de mayor relieve, y con intervalos nubosos en el resto. La cota de nieve se situará en torno a 400/800 m. en el norte y noroeste de la Península, y de unos 600/800 m. en Pirineos y sureste. En Baleares, en torno a los 1.200 m. Las Temperaturas diurnas estarán en descenso en general, excepto en Pirineos, Baleares, y Canarias, donde habrá pocos cambios o en ascenso. Las nocturnas en ascenso en el sur y centro de la Península, noreste peninsular, y Baleares. Heladas en zonas de montaña, meseta Norte e interior sudeste, que serán fuertes en Pirineos. Los vientos serán de componente norte en la Península, siendo del oeste en el Estrecho y Alborán y de componentes este y sur en el mediterráneo, y fuertes o con intervalos de fuerte en Canarias, litoral de Galicia, y litoral de Alborán.

Asturias ha amanecido este viernes con una importante nevada que ha caído también en otras ciudades de Cantabria y Pais Vasco. El hielo es especialmente peligroso en las aceras y carreteras. El temporal deja grandes nevadas en todo el norte de la península donde sigue restringido el tráfico en medio centenar de carreteras y puertos.

Las carreteras recuperan poco a poco la normalidad después de las intensas nevadas caídas en las últimas horas. Castilla Léon, Cantabria y Asturias han sido las comunidades con más problemas durante la madrugada. Desde la DGT nos recuerdan que hay que circular con precaución y que si se viaja, se haga equipado con cadenas.

Hay restricciones para el tráfico de camiones en varias carreteras. Entre ellas, la Nacional 1. Tráfico ha cortado la vía esta madrugada por un accidente en el que había implicados varios vehículos pesados. También se ha cortado la AP-6, que ha sufrido cortes, entre Madrid y Segovia, a causa de las placas de hielo, y la AP-61.

Más de un centenar de carreteras españolas han resultado afectadas por la nieve o el hielo, la mayoría de ellas vías secundarias en Asturias, León y Teruel, aunque el uso de cadenas o neumáticos de invierno era obligatorio para los coches en tres puertos de la red principal: Pajares (N-630 en Asturias y León), San Glorio (N-621 en Cantabria) y Pontón (N-625 en León).

Un total de 38 provincias estará este viernes en alerta por fuertes vientos, fenómenos costeros o nevadas, que irán acompañados por un descenso generalizado de las temperaturas, según prevé la AEMET. La Dirección General de Tráfico (DGT) recomienda extremar la precaución y consultar el estado de las carreteras antes de viajar, ya varias de la zona norte se verán afectadas, entre ellas la AP-61, entre San Rafael y Segovia, que dejó el día de Reyes a decenas de personas atrapadas por el colapso de la nieve. Las nevadas afectarán a Lugo, Orense, Asturias, Cantabria, Alava, Navarra, La Rioja, a todas las provincias de Castilla y León menos a Valladolid y Salamanca, a Huesca, Teruel, Castellón, Guadalajara, Albacete, Jaén, Barcelona, Gerona y Lérida.

El Ministerio de Fomento ha abierto dos expedientes sancionadores a Iberpistas (Abertis), sociedad concesionaria de las autopistas AP-6, AP-51 y AP-61, por incumplir su contrato y no respetar las exigencias legales durante el temporal de nieve de los días 6 y 7 de enero. Durante su comparecencia en la Comisión de Fomento del Congreso, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha explicado que las conductas a las que se refieren los dos expedientes sancionadores se consideran "graves". Abertis ya ha dicho que presentará alegaciones.
 

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha recomendado consultar el estado de las carreteras si se va a transitar por Castilla y León ante la previsión de nevadas en todas las provincias de la comunidad. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé nevadas para el sábado que pueden afectar a las carreteras de la mitad norte e interior de la península con importante riesgo en las provincias de León y Palencia. También hay riesgo de nevadas en la Sierra de Madrid, así como en la montaña de Ourense y a la zona de Valdeorras (Ourense).