arriba Ir arriba

Los ministros de Interior y de Fomento comparecerán en el Congreso a petición propia para dar explicaciones. Aseguran que siguen trabajando para ofrecer toda la ayuda necesaria a los afectados por el temporal. En las carreteras, la situación más complicada se produjo en la A3, en dos tramos de 10 y de 6 kilómetros respectivamente. En sentido Valencia, entre Requena y Rebollar, y en sentido Madrid, entre Buñol y 7 Aguas.

El frío y la nieve son los protagonistas de este viernes. Una veintena de provincias amanecen en alerta. Preocupa sobre todo la situación en la Comunidad Valenciana. La A3 continúa cortada en algunos tramos y, según la Guardia Civil, casi 2.000 personas han estado atrapadas durante la noche. Se maniene la alerta roja en el interior norte de la provincia de Valencia y en todo el interior de Castellón.

En Hungría, las máquinas quitanieves pasan una y otra vez porque el viento, de más de 80 kilómetros por hora, vuelve a cubrir de nieve las carreteras ya despejadas. Allí, ningún pueblo ha quedado aislado pero el temporal complica mucho el tráfico en algunas zonas. Mientras, el Danubio sigue helado y aunque los rompehielos trabajan desde el martes, avanzan muy lentamente.