Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Imágenes aéreas del rescate del adolescente que ha pasado cinco días bajo los escombros. Las ha grabado un dron, aviones no tripulados que nos están dando una nueva perspectiva de la tragedia. Una  herramienta que además de proporcionarnos imágenes de las zonas más remotas e inaccesibles es capaz de encontrar vida bajo la tierra gracias a unas cámaras térmicas. 

Algunos turistas quieren ayudar en Nepal pero están frustrados ante tanta necesidad y por carecer del conocimiento del idioma local. Los comerciantes han abandonado sus negocios ante la situación que ha dejado el terremoto. Las calles no pueden ser transitadas debido a los socavones que ha dejado el seísmo. Lo prioritario ahora es sacar a la gente que ha quedado sepultada entre los escombros de algunos de los templos milenarios de la ciudad.

En Nepal, los equipos de rescate han conseguido rescatar con vida a  un chico de 15 años que llevaba casi cinco días enterrado bajo los  escombros. Un imagen que alimenta la esperanza en una tragedia que deja ya más de 5.500 muertos y 11.000 heridos. Equipos que han llegado de diferentes partes del mundo se han sumado a los nepalíes y siguen trabajando.

El último recuento oficial de víctimas por el terremoto de 7,8 grados que sacudió Nepal el pasado sábado eleva a 5.489 el número de muertos y 10.965 el de heridos, mientras los equipos de rescate no consiguen llegar a zonas de montaña. 

El miedo a las epidemias y la falta de víveres sigue forzando a miles de personas a abandonar la capital nepalí, Katmandú. 

En la otra vertiente del Himalaya, en Tíbet, las autoridades chinas han comenzado a evacuar a los 6.000 habitantes de la pequeña ciudad de Zham por el riesgo de avalanchas.

Las agencias de viaje creen que el turismo religioso se recuperará pronto. Sin embargo, la destrucción del patrimonio histórico y artístico compromete gravemente el turismo cultural, que proviene principalmente de Europa y Estados Unidos. Los ingresos relacionados con el turismo de aventura o las expediciones a sus ocho montañas de más de 8.000 metros corren menos peligro porque la temporada termina ya y no se reanuda hasta otoño con el fin de las lluvias monzónicas.

Un grupo de 44 españoles evacuados desde Nueva Delhi a causa del terremoto del pasado sábado en Nepal han aterrizado este miércoles en la base aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid. Los evacuados han viajado junto al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en un Airbus del Ejército.

Se trata de los primeros ciudadanos que llegan a España en la operación de evacuación y repatriación llevada a cabo por el Gobierno y que ha coordinado desde Nueva Delhi (India) el ministro, que se encontraba de visita oficial en el país asiático.

LUÍS PÉREZ, enviado especial de TVE a Katmandú.- Más de 5.000 personas han perdido la vida en el terremoto en Nepal. El primer ministro advirtió que la cifra de muertos podría llegar a los 10.000 porque aún no se ha llegado a zonas remotas del país. En la capital, las víctimas critican al Gobierno por la falta de ayuda oficial, visible en los 20 campamentos de refugiados esparcidos por la ciudad. De momento, la prioridad es garantizar la seguridad de la gente. Ocho millones de personas se han visto afectadas por el terremoto y 1,4 millones necesitan ayuda alimentaria urgente. Miles de personas intentan salir de la ciudad como pueden huyendo del caos. 

El avión de la Fuerza Aérea española en el que regresa desde Nueva Delhi el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, tiene previsto aterrizar sobre las 9:00 horas de este miércoles en el aeropuerto de Torrejón de Ardoz (Madrid) con los primeros 44 españoles evacuados de Nepal, donde el pasado sábado les sorprendió un terremoto que ha causado más de 5.000 muertos.

Entre los evacuados que viajan en este vuelo, que mayoritariamente no han querido revelar su nombre, hay dos bebés y una niña. Desde el aeropuerto de Nueva Dehli, mientras esperaban embarcar con destino a España, la mayoría de ellos se han mostrado agotados aunque, sobre todo, aliviados al poder volar a España.

Está previsto que otro avión que evacuará a otros 71 españoles este miércoles desde Nueva Delhi llegue a la capital india sobre las seis de la mañana, hora local.