Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Un dron graba las calles de Katmandú después del terremoto de magnitud 7,8 que el sábado golpeó Nepal y que ya se ha cobrado la vida de más de 3.800 personas. Mientras, miles de personas huyen ante la falta de víveres. Las réplicas dificultan la llegada de la ayuda internacional, fundamental ante el colapso de la sanidad local y los servicios básicos del país.

A las organizaciones humanitarias les preocupa mucho la situación de miles de niños que pueden haber perdido a sus padres. Cuando empezaron las primeras réplicas, algunos salían de sus casas despavoridos y con los bebés en brazos. Una de las preocupaciones de las ONG's son los niños por su especial vulnerabilidad. UNICEF calcula que alrededor de un millón de niños pueden verse afectados por este terremoto. Nepal ya estaba en la lista de países de riesgo por culpa del tráfico de menores. Por eso, a UNICEF le preocupa que se pueda recrudecer este problema debido al terremoto, al quedar muchos niños huérfanos.

El terremoto provocó varias avalanchas. Una veintena de alpinistas han muerto y más de 200 siguen desaparecidos, entre ellos, varios españoles. Por ahora no hay noticias sobre el  paradero de 4 asturianos desaparecidos. Se trata de Ergidio Armando, Ángel Hernández, Jesús Monteseirín y Sabino Fernández los cuatro experimentados montañeros. Se sabe que iban acompañados por un guía experto y que iban a estar en una zona de difícil conexión vía móvil.  Los cuatro pertenecen a un grupo de montaña  Otros 8 montañeros asturianos están ya localizados entre ellos, Ángel Fernández y su pareja.

A pesar del frío y la lluvia, miles de nepalíes han preferido pasar la segunda noche al raso, por miedo a las réplicas. El principal parque de la capital, Katmandú, se ha convertido en un gigantesco campamento con improvisadas tiendas de campaña  para dar cobijo a los supervivientes. Sus precarias casas se han desplomado como si fueran de cartón piedra. A las afueras, los barrios más pobres levantados sobre las laderas de la montaña, no han podido aguantar los fuertes temblores. En Katmandú viven unos dos millones y medio de habitantes. Sólo los edificios más modernos han resistido el envite del terremoto. El gobierno ha declarado el estado de emergencia nacional después del seísmo del sábado cuyo epicentro han localizado en la provincia de Gorkha, a 80 kilómetros de Katmandú. También se han visto afectados los países vecinos como China, la India y Bangladesh.

En cuanto a la colonia española y los turistas que se encontraban en Nepal en el momento del terremoto, 338 ya han sido localizados y la mitad se encontrarían en la capital, en katmandú, donde esperan se repatriados hasta Nueva Delhi por el avión de la Fuerza Aérea Española que ha llevado a José Manuel García-Margallo hasta la India. El ministro español de Exteriores, de visita oficial en este país, contaba en Radio Nacional que el cónsul y los dos funcionarios de la embajada india desplazados hasta la capital nepalí siguen trabajando para tratar de dar con el paradero de otros 118 españoles (27/04/15).

Situación dramática en Nepal, después del violento seísmo de 7,8 grados que nos deja por ahora la terrible cifra de más de 3.700 muertos, más de 6.000 heridos, y decenas de miles de personas que se han quedado sin nada. El mal tiempo de las últimas horas tampoco ayuda. El aeropuerto de Katmandú está al límite y la escasez de alimentos y la falta de agua potable, empieza a notarse (27/04/15).

El terremoto de magnitud 7.8 que el sábado golpeó Nepal se ha cobrado hasta el momento la vida de 3.726 personas en ese país, según el Ministerio de Sanidad nepalí, que ha aumentado la cifra oficial en más de 500 personas en pocas horas. Otras 6.538 han resultado heridas. Varios países han prometido o han enviado ya ayuda pero las réplicas y el estado del aeropuerto dificultan su llegada al terreno y su distribución.

Las labores de rescate de los montañeros aislados por los aludes en el Everest tras el terremoto que golpeó Nepal el pasado sábado continúan con lentitud. La evacuación se está llevando a cabo en helicópteros que solo pueden evacuar a dos montañeros en cada viaje. El número exacto de deportistas atrapados se desconoce pero podría ser de un centenar. Al menos 22 personas murieron en los aludes provocados por el seismo y 217 permanecen desaparecidas. Hay también 51 heridos, 41 de ellos de gravedad.

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, permanecerá en Nueva Delhi hasta que estén resueltas las tareas de evacuación de los españoles que se encontraban en Nepal cuando el terremoto de magnitud 7,8 asoló el país el pasado sábado. García-Margallo ha confirmado que el último dato sobre el paradero de los españoles en Nepal es de 339 localizados y 116 desaparecidos por el momento.