Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El juicio contra el capitán del "Costa Concordia", Francesco Schettino, por el naufragio del crucero en enero de 2012 comenzó hoy en la localidad de Grosseto, en el centro de Italia, cuando el barco sigue aún encallado frente a las costas de la isla italiana del Giglio. En esta primera audiencia del juicio por el naufragio la defensa del capitán ha solicitado de nuevo que se pactase la pena, para evitar la condena máxima de 20 años.

Emotivo día de recuerdo para los supervivientes y familiares de las vícitimas del naufragio del Costa Concordia. Hace un año el buque encalló frente a la isla del Giglio, en la costa toscana italiana, y provocó 32 muertos, entre ellos un español. Los actos de homenaje han empezado a primera hora de la mañana, con uno muy simbólico: han devuelto al mar un trozo de la enorme roca contra la que chocó el barco. Momentos que no olvidarán los que sobrevivieron a la tragedia

SYLVIA FERNÁNDEZ DE BOBADILLA (Enviada especial a Giglio/ TVE).- La pequeña isla italiana de Giglio se prepara para conmemorar este domingo el primer aniversario del hundimiento del Costa Concordia, un buque que sigue encayado desde la terrible noche del 13 de enero de 2012. Las autoridades han prometido retirarlo como tarde en septiembre.

Hasta los juzgados se han desplazado 10 de los 40 damnificados que forman la Asociación de Afectados del Caso Concordia. No están de acuerdo con la cuantía de las indemnizaciones que les ofrecen: entre 11.000 euros y 30.000 euros por persona. Ellos piden, en algunos casos, hasta 100.000. Si no hay acuerdo antes, habrá juicio el 30 de enero. Nosotros vamos a estudiar con mucho interés, como hemos estado estudiando y seguiremos estudiando todas las propuestas que se nos hagan. Algunos de los afectados siguen incluso en tratamiento psicológico. Muy duro. No porque nos hayamos dejado las pertenencias que tenemos, que esos se vuelven a comprar... Por el dolor, que pensábamos que nos quedábamos El Costa Concordia se hundió el 13 de enero con más de 4.200 personas a bordo, tras una maniobra arriesgada del capitán. En él viajaban 188 españoles. De los 25 fallecidos, uno era español.

El capitán Francesco Schettino, principal imputado por el naufragio del crucero Costa Concordia, en el que fallecieron 32 personas, ha vuelto este martes a acudir al teatro Moderno di Grosseto (centro), donde se celebra la instrucción del juicio.

Schettino, que compareció el lunes por primera vez en el proceso que comenzó el pasado 3 de marzo, ha entrado como estaba previsto por una puerta secundaria y se ha detenido un momento para saludar a la numerosa prensa que esperaba su llegada.

Schettino, se encuentra desde el 5 de julio en libertad, después de que la jueza Montesarchio decidiese sustituir el arresto domiciliario dictado por ella misma el 17 de enero por la obligación de someterse a rutinarios controles en el municipio de su residencia, Meta di Sorrento (sur), pero se le ha concedido una autorización para acudir a estas audiencias.

Para esta fase de actuación de pruebas se han reservado al menos tres audiencias, en las que los peritos responderán con sus informes a las cincuenta preguntas realizadas por la jueza instructora Valeria Montesarchio.

El capitán Francesco Schettino, principal imputado por el naufragio del crucero Costa Concordia, ha acudido hoy por primera vez a la sala donde tiene lugar el juicio. El proceso comenzó el pasado 3 de marzo y se celebra en el Teatro Moderno de Grosseto, debido a la gran cantidad de personas que han pedido asistir. Schettino ha justificado su presencia diciendo que quiere "dar la cara" y mostrar su "competencia". La audiencia de hoy se celebra a puerta cerrada y en ella se examinan los resultados de los informes realizados por los peritos sobre lo ocurrido la noche del 13 de enero, cuando el Costa Concordia encalló. En el naufragio murieron 30 personas y otras dos se encuentran desaparecidas.

El capitán del Costa Concordia, Francesco Schettino, comparecerá este lunes ante el tribunal de Grossetto en la vista preliminar del juicio por el naufragio del crucero, que costó la vida a 32 personas.

Schettino está acusado de homicidio múltiple y de abandono de la nave.

La fiscalía le acusa de causar el accidente por acercarse demasiado a la orilla. Los investigadores creen que además retrasó la evacuación y perdió el control de la operación al dejar el banco hundiéndose cuando aún había 4.200 personas a bordo.

Otras ocho personas, entre tripulación y directivos de la empresa Costa Cruceros, están siendo investigadas.

Las comparecencias tienen lugar en un teatro alquilado en la ciudad.

Esta será una de las pocas comparecencias de Schettino desde el naufragio. El capitán, que se ha convertido en una figura odiada en Italia, reside en Meta di Sorrento, al sur del país.

A comienzos de la semana, Schettino ha denunciado a la empresa por despido ilegal.

Mientras tanto, la nave permanece encallada desde hace nueve meses frente a la isla de Giglio.