Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Francesco Schettino, el máximo responsable del barco naufragado frente a las costas de la isla de Giglio, anuló las ayudas informáticas del barco en su aproximación a la isla, presumiendo de conocer a la perfección los fondos. Pero además, acumuló errores en su actuación como capitán. No avisó al pasaje ni a la compañía de lo que estaba pasando. Mintió a capitanía cuando ya había abandonado el buque y se nego a regresar a él. Ahora, su posición es cada vez más endeble. La compañía se ha distanciado de él y le niega asistencia jurídica. Las tareas de rescate son penosas y existe el riesgo de vertido de combustible

Dominica Cermotan, joven moldava de 25 años que dice haber estado con el capitán del Costa Concordia cuando el buque encalló en un arrecife de La Toscana, en Italia, apareció el jueves como una posible testigo para la investigación del desempeño del capitán esa noche.

Tripulantes y pasajeros han dicho que el capitán Francesco Schettino cenó con una mujer en el restaurante del barco el viernes por la noche, y la prensa italiana informó que los fiscales quieren tomarle declaración a la joven.

Los bomberos que llevan a cabo las labores de rescate en el Costa Concordia, el barco naufragado frente a la costa italiana, han interrumpido sus trabajos debido a que el barco ha vuelto a moverse.

Según Luca Cari, portavoz de los bomberos, los equipos de rescate mantendrán una reunión para discutir la situación. El portavoz no ha podido precisar cuánto se ha desplazado la nave.

El mar alrededor del barco estaba picada y el la previsión es que el tiempo empeore a lo largo del día. Once personas han muerto en el accidente y una veintena permanecen desaparecidas.

Hoy sabemos que el capitán no estaba solo en el momento de la tragedia, sino acompañado de una mujer. Hoy la compañía, lo ha suspendido de sus funciones. El nuevo misterio es una mujer moldava buscada por la fiscalía porque sospecha que estaba con el capitán en el momento del impacto. Ella ha contado a una televisión que aunque estaba de vacaciones tiene derecho a estar en el puesto de mando porque pertenece a la tripulación.

Mientras continúan las labores para buscar a los desaparecidos en el naufragio del Costa Concordia, y también los intentos por controlar los vertidos de productos tóxicos del barco, se ha sabido que una mujer acompañaba al comandante, Francesco Schettino, en el puente de mando. Las autoridades buscan a esta mujer, que no consta en la lista de pasajeros y que podría haber acompañado a los tres primeros oficiales en la barca en la que abandonaron la nave.

IÑAKI DÍEZ A primera hora de la mañana, los equipos de rescate han vuelto a trabajar en el interior del Concordia. Entre tanto, aparece la figura de una mujer que estaba con el capitán, Francesco Schettino, y no consta en la lista de pasajeros. El fiscal va a interponer un recurso contra la decisión de dejar a Schettino en arresto domiciliario: quiere que ingrese en prisión.

El Gobierno italiano reconoce ya daño ambiental tras el naufragio del crucero, aunque matiza que está "muy contenido". Este miércoles el rescate ha estado todo el día interrumpido porque el mal tiempo había movido el casco de la nave. Por otra parte, el capitán del barco ha declarado: "Me caí en un salvavidas". Mientras, el héroe del momento es el comandante Gregorio De Falco.