Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, ha conseguido unir hasta 11 partidos de la ultraderecha europea que pueden duplicar o incluso triplicar sus 80 diputados actuales en el Parlamento Europeo. Su objetivo ya no es abandonar la Unión Europea, sino cambiarla. En común tienen la predilección por su país y la identidad nacional, pero difieren en asuntos económicos o intereses internacionales. Recogen los votos del descontento y desde fuera, los movimientos ultranacinalistas reciben apoyos de potencias como Estados Unidos, Rusia o China.
 

El presidente del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, ha rechazado en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso que la manifestación convocada el domingo por el Partido Popular y Ciudadanos sea una cambio de estrategia de cara a unas próximas elecciones."Participar conjuntamente con otros partidos en esta manifestación no significa tener un acuerdo político con ellos". Fernández ha confirmado que asistirá a la manifestación en la que "miles de españoles van a expresar la indignación que provoca los pasos que está dando Pedro Sánchez con el nacionalismo". El presidente del PP en Cataluña, además, ha criticado la actitud del presidente del Gobierno. "Pedro Sanchez ha tracionado a todos desde el primer minuto de su carrera. Es capaz de poner en juego lo más sagrado por su supervivencia. Nunca había visto un politico tan obsesionado con su figura y tan alejado del interés general".

La Fiscalía del Tribunal Supremo acusa a los líderes del proceso soberanista catalán de un delito de rebelión y pide para ellos penas de hasta 25 años de prisión: 25 para Oriol Junqueras, 16 años para cada uno de los cinco exconsellers presos y 17 para los líderes de la ANC y Ómnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, y la expresidenta del Parlament de Cataluña Carme Forcadell.

La Fiscalía del Tribunal Supremo acusa a los líderes del proceso soberanista catalán de un delito de rebelión y pide para ellos penas de hasta 25 años de prisión: 25 oara Oriol Junqueras, 16 años para cada uno de los cinco exconsellers presos y 17 para los líderes de la ANC y Ómnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, y la expresidenta del Parlament de Cataluña Carme Forcadell.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha defendido que el Gobierno no "califica" los delitos que pueden haber cometido los independentistas catalanes, pero sí ha asegurado que el delito de rebelión tiene el mismo "formato" que el de un golpe de Estado, que "requiere unos instrumentos de fuerza coercitivos importantes" ligados con las "armas".