Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El Gobierno ha aprobado hoy un mecanismo de control de pagos para Cataluña, de forma que el Estado sustituirá a la Generalitat en los pagos, para garantizar los servicios públicos y que no se destine "ni un euro" a financiar "una actividad ilegal" como el referéndum secesionista del 1 de octubre.

El Ejecutivo ha dado 48 horas de plazo al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para que apruebe un acuerdo de no disponibilidad presupuestaria sobre todo el presupuesto catalán, que no esté vinculado a servicios públicos fundamentales, como nóminas, sanidad, educación y servicios sociales.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha lanzado un aviso a la Generalitat sobre su petición a los alcaldes catalanes para que cedan locales para el referéndum del 1 de octubre: "Confío en que les dejen en paz y que no los obliguen a hacer lo que no se puede hacer", ha señalado.

En una entrevista en Los Desayunos de TVE, Catalá ha insistido en que no se puede "coaccionar", ni obligar a nadie a "hacer algo contrario a la ley".

Aún así ha querido rebajar la tensión y ha asegurado que nadie irá a la cárcel tras el 1 de octubre, como tampoco nadie fue encarcelado por la consulta del 9N.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha reiterado este lunes que hará "todo lo posible" para que los barceloneses puedan votar en el referéndum del 1 de octubre, aunque sin poner en peligro la "seguridad de la institución y de los trabajadores" municipales.

En la tradicional ofrenda floral al monumento a Rafael Casanova con motivo de la Diada del 11 de septiembre, tras encabezar la delegación del Ayuntamiento de Barcelona, Colau ha apostado por "hacer compatible el derecho de los ciudadanos a votar" con "garantizar" el derecho de los funcionarios a que "no se les ponga en riesgo".

Ciudadanos ha presentado una moción en el Congreso para apoyar "sin complejos" al Gobierno y a los jueces a la hora de impedir el referéndum catalán, y cuya votación obligará a todos los partidos a "retratarse" ante este "golpe a la democracia", según el líder del partido, Albert Rivera.
"Todos los partidos van a tener que retratarse. Sería inaceptable que partidos que quieren gobernar España no dieran apoyo en este momento al Gobierno y a la Justicia", ha subrayado Rivera en una comparecencia en el Parador de Gredos (Ávila), donde Ciudadanos ha celebrado la reunión de su Ejecutiva Nacional.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha denunciado el "abochornante espectáculo" y la "vergüenza" para "cualquier demócrata" que está dando el Parlament de Cataluña con el "falso debate" sobre la ley del referéndum secesionista.
En una declaración en el Palacio de la Moncloa, Sáenz de Santamaría ha recalcado que lo que se ha vivido hoy en Cataluña es "una patada a la democracia, a los catalanes y a la decencia política".
"Han demostrado que no tienen respeto ni a Cataluña ni a los catalanes", ha declarado antes de dejar claro que el Gobierno defenderá la libertad, la democracia y el régimen de convivencia por el que tanto han trabajado los españoles.