arriba Ir arriba

¿Los festivales de cine son cosa de hombres? La polémica este año ha llegado a Venecia donde sólo 1 de las 21 películas seleccionadas por el festival ha sido dirigida por una mujer. El escandaloso dato está conectado con el sexismo en los festivales de cine y con que siempre son los mismos hombres en puestos diferentes quienes deciden, ha denunciado en Venecia el director francés Jacques Audiard que también ha competido en la Mostra.

El Ministerio de Trabajo va a reconocer como enfermedades laborales las que padezcan las trabajadoras del hogar y camareras de pisos. Las 'Kellys', que llevan meses denunciando que sus profesiones pueden degenerar en patologías como la bursitis o el síndrome del túnel carpiano, ven como "un primer paso" la noticia, pero exigen al Gobierno que se amplíe el número de lesiones y que no se olvide el origen del problema. 

Una menor ha sido secuestrada, violada y torturada durante un mes en un pueblo de Marruecos por un grupo de al menos 15 jóvenes, según ha denunciado la Asociación para el desafío de la igualdad y la ciudadanía. Ocho de los agresores ya han sido detenidos, según dijo a Efe la fundadora de la asociación, Buchra Abdu, tras haber obtenido la información del entorno de la víctima. Según el diario Al Ahdaz al Magrebiya, los jóvenes tuvieron a la muchacha retenida contra su voluntad en una casa de Ulad Ayad (provincia de Beni Melal, centro de Marruecos), donde la violaban por turnos, además de quemarla con cigarrillos y grabar insultos con algún objeto punzante sobre distintos lugares de su piel.

Fue la madre la que puso una denuncia, al parecer después de que la hija hubiera sido liberada por sus captores. Aunque la desaparición y el secuestro tuvieron lugar antes del mes de ramadán (es decir, a principios de mayo), la familia no puso inmediatamente una denuncia, lo que según Abdu se explica por el miedo que la policía despierta entre muchos habitantes de las regiones rurales. La asociación va a personarse como parte civil en la defensa de la menor, y tiene previsto proveer un abogado, además de tratamiento psicológico para la víctima ante "uno de los sucesos más salvajes que me ha tocado ver", dijo Abdu.