arriba Ir arriba

Ya está en España Antonio García Vidriel, el camionero sevillano que cumplía condena en Tánger por tráfico de drogas y cuyo traslado ha autorizado esta mañana el gobierno marroquí. Es el preso por el que se interesó el rey Juan Carlos en su visita a Marruecos, pero su nombre no estaba entre los 48 indultados de hace unos días.

Durante su visita a Rabat el pasado julio, don Juan Carlos intercedió ante Mohamed VI por un preso español en concreto: Antonio García, condenado por tráfico de hachís y gravemente enfermo. Ahora espera en una prisión de Tánger su traslado a España. Su hijo, condenado junto a él, estaba entre los 48 españoles indultados.

En Marruecos, varios cientos de personas han vuelto a manifestarse en la capital, Rabat, en protesta por la acción de las autoridades en el "caso Daniel Galván. Frente a los críticos con Mohamed VI, algunos han convocado una movilización de apoyo a la monarquía que tendrá lugar el domingo18 de agosto. Y todo después de los gestos de aproximación del rey alauí que ayer mismo recibía a las víctimas del pederasta que fue indultado

El indulto ha desatado las mayores protestas contra el rey en Marruecos y se ha convertido en una de las peores crisis de Mohamed VI en sus catorce años de reinado. Organizaciones marroquíes de derechos humanos y de protección a la infancia critican que los indultos se conceden de forma poco transparente.