arriba Ir arriba

Los responsables del Mobile, con John Hoffman al frente, ya han comentado entre sus colaboradores que están satisfechos por cómo se ha desarrollado esta edición, a pesar de los problemas provocados por la huelga de metro. El Congreso cerrará con un aumento de congresistas y también con más operaciones de negocios que otros años. Para la alcaldesa Ada Colau está garantizada la continuidad del Mobile en Barcelona.

No ha habido acuerdo para desconvocar la huelga en el metro de Barcelona. Los trabajadores y la dirección de la empresa de transportes municipales están más enfrentados que nunca. En cuanto a las reivindicaciones, la empresa asumía algunas demandas que se le planteaban lo que no asumía era el tema de la precaridad. Una avería en la línea nueva que conecta con el recinto de la feria ha dejado quince minutos sin servicio el metro. Tampoco han afectado mucho los paros de dos horas de los autobuses convocadas por sindicatos minoritarios. Esta mañana las aglomeraciones se han concentrado en los accesos al recinto ferial. La alcaldesa de Barcelona Ada Colau asegura estar en contacto con los organizadores del Congreso internacional de móviles, que en las últimas horas se han quejado por estos paros.

El rey Felipe VI ha subrayado que la condición de Barcelona como sede del Congreso Mundial de Móviles (MWCes fruto del esfuerzo conjunto de las Administraciones del Estado y Cataluña, y prueba de que "trabajar juntos" con el objetivo del "bien común" es el camino para "garantizar la prosperidad de todos".

Don Felipe ha presidido la cena previa al MWC en el Gran Teatre del Liceu de Barcelona, donde ha sido recibido por el jefe del Gobierno catalán, Carles Puigdemont, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, así como por la delegada del Gobierno, María de los Llanos de Luna.

Mientras que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha referido en todo momento a Cataluña como una nación "con siete millones de habitantes" y a Barcelona como su "capital", el rey ha insistido en un mensaje de unidad para llegar a un proyecto común.