Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El ministro del Interior en funciones Fernando Grande-Marlaska ha comenzado la entrevista en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso felicitando a los cuerpos policiales por su trabajo "proporcional" en los disturbios de Cataluña y mandando todo su apoyo a los agentes heridos, resaltando, además, la coordinación entre los diferentes cuerpos. Grande-Marlaska ha calificado la declaración institucional de ayer del President Torra como "decepcionante", afirmando que "no está a la altura". También ha explicado que se está investigando a los "activistas violentos y ajenos a cualquier institución" que ha confirmado lanzaron ayer cócteles molotov y ácido contra los agentes. El ministro de Interior en funciones ha expresado su confianza en que los disturbios no se prorroguen otra noche más. Además, ha respondido a las acusaciones dvertidas por Teodoro García Ejea del Partido Popular pidiendo su dimisión, asegurando que "ayer estuve trabajando 24 horas".

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha señalado este martes que se investiga quien está detrás del movimiento 'Tsunami Democràtic', el promotor de las protestas contra la sentencia del 'procés' en el aeropuerto de El Prat, donde más de un centenar de vuelos tuvieron que ser cancelados. "Por supuesto que hay investigaciones, tenemos unos servicios de Inteligencia eficaces y terminaremos sabiendo quien está detrás de estos movimientos del Tsunami Democrátic", ha sostenido el titular de Interior al ser preguntado al respecto en Los Desayunos de TVE.

El minstro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha asegurado que "contamos con unas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado absolutamente profesionales, solventes" y que saben evaluar las circunstancias que puedan darse de la sentencia del 'procés'. Ha añadido que en Cataluña los Mossos tienen la "máxima competencia" y ha mostrado su "preocupación" porque el presidente de la Generalitat catalana, Quim Torra, haga llamamientos a la desobediencia civil.

Todos los agentes antidisturbios de los Mossos ya están activados. El cuerpo está preparado para cualquier escenario: ha previsto un operativo en 6 fases, que incluye movilizar agentes de otras especialidades, cancelar permisos o ampliar horarios. Los sindicatos apoyan el dispositivo pero alertan: no quieren estar en el punto de mira político.

En paralelo continua el despliegue de Policia Nacional y Guardia Civil: cerca de 2.000 agentes de refuerzo. Es un tercio de los que se desplegaron en la operación Copernico, la que el Ministerio puso en marcha para el referendum ilegal del 1 de octubre.

El ministro de Interior en funciones Fernando Grande-Marlaska ha comenzado la entrevista en Las mañanas de RNE con Íñigo Alfonso comentando la última hora que conocíamos hace solo unos minutos sobre la operación de la Guardia Civil que se ha saldado con, de momento, 9 personas del entorno independentista catalán detenidos que, según los investigadores, estaban planeando acciones violentas. Preguntado respecto a si el Gobierno piensa reforzar el dispositivo en Cataluña ante la sentencia del procés, ha dicho que el número de efectivos dependerá de una evaluación de la situación, pero en cualquier caso primará la coordinación de los cuerpos de seguridad nacionales y autonómicos. 

Grande-Marlaska también ha explicado que España no ha asistido a la cumbre de inmigración que se está celebrando en La Valetta porque es un encuentro informal al que solamente han acudido 4 países, y España "ya cumple las obligaciones internacionales" respecto al rescate de migrantes en el Mediterráneo. Además, el ministro en funciones a apelado a la urgencia de la creación de "una política migratoria común" para, entre otras cosas, "luchas contra las mafias que se dedican al tráfico de inmigrantes". Respecto a la frontera en las ciudades de Ceuta y Melilla, Grande-Marlaska también ha asegurado que, independientemente de la situación política, en el año 2020 estará concluída la obra, y "no será solo quitar las concertinas", también "hacer una frontera mucho más humana, menos cruente y más segura".