arriba Ir arriba

Agentes de Policía y Guardia civil están siendo hostigados y forzados a abandonar los hoteles en que se alojan en medio de las protestas de algunos vecinos y el acoso de grupos radicales. Ante estos episodios de acoso el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dado orden de no abandonar los hoteles donde los agentes de Policía y Guardia Civil tengan reserva. Una decisión que ha trasladado ya el ministro del Interior  a los responsables del dispositivo.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, entrevistado en Las mañanas de RNE, ha responsabilizado de lo ocurrido en la jornada del 1-O en Cataluña al Govern de Carles Puigdemont, que mantuvo la convocatoria del referéndum a pesar de que fue declarada ilegal. Además, ha respaldado el papel de la Policía y la Guardia Civil.

"Tanto la Policía como la Guardia Civil ha actuado obedeciendo el mandato del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, y es verdad que si hemos visto unas imágenes con una carga policial también hemos visto agresiones a las fuerzas del orden", ha afirmado.

Referéndum en Cataluña: Gobierno y Generalitat se han sentado hoy a la mesa en la Junta de Seguridad. La primera polémica; la convocatoria, hecha con solo 24 horas de antelación y sin orden del día. En el encuentro, el Gobierno ha pedido que se desconvoque el referéndum ilegal. La negativa ha sido inmediata. El conseller de Interior asegura que los Mossos son conscientes de que deben actuar como policía judicial pero que la prioridad debe ser garantizar la convivencia.

La Fiscalía ha pedido a los Mossos d'Esquadra que identifiquen a los responsables de los centros designados para la votacion el 1 de octubre. El responsable de los Mossos no ha acudido a la primera reunión para coordinar la actuación de los mandos policiales en Cataluña contra el referéndum suspendido por el Constitucional. Ha envíado a su número tres. La policía autónoma catalana quiere que esa coordinación la haga su Junta de Seguridad y no Interior.

El Ministerio del Interior ha asumido la coordinación de las fuerzas de seguridad en Cataluña, pero niega que eso suponga retirar competencias a los Mossos d'Esquadra, tal y como denuncia la Generalitat catalana. Ese mando coordinado ha sido solicitado por la Fiscalía Superior de Cataluña para las actuaciones relacionadas con el referéndum del 1 de octubre suspendido por el Tribunal Constitucional. Al frente de esa coordinación estará el número tres del ministerio, el coronel de la Guardia Civil y director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, Diego Pérez de Cobos.

El Ministerio del Interior ha asumido la coordinación de las fuerzas de seguridad en Cataluña, pero niega que eso suponga retirar competencias a los Mossos d'Esquadra, tal y como denuncia la Generalitat catalana. Al frente de ese mando coordinado estará el número tres del ministerio,el director del Gabinete de Coordinación y Estudios de la Secretaría de Estado de Seguridad, Diego Pérez de Cobos, y toda la operación estará bajo supervisión de la Fiscalía Superior de Cataluña. (23/09/2017)

El ministro portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha negado que el Gobierno desconfie de los Mossos d'Esquadra y ha argumentado que el envio de más agentes de Policía Nacional y Guardia Civil responde únicamente a que se están produciendo muchas "manifestaciones tumultuosas" por lo que, consideran, es preciso más personal de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para dar apoyo a la policia autonómica.

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoidoha pedido al Govern catalán que "dé explicaciones" porque "cuando se generan dudas hay que dar explicaciones", ha dicho en relación al aviso que los Mossos recibieron de la CIA sobre el riesgo de atentado en La Rambla de Barcelona y el hecho de que el responsable de la policía autonómica catalana negara en un primer momento la existencia de ese aviso.

Zoido, entrevistado en La noche en 24h, no ha querido entrar en el aspecto operativo sobre la investigación tras los atentados en Cataluña pero ha pedido "prudencia" y preguntado por la credibilidad del aviso que recibieron los Mossos, se ha mostrado convencido de que "siempre los aspectos sensibles se trasladan" y de que "si era una operación sensible se trasladó".

Desde el primer momento tras los atentados,  los expertos recomendaron "discreción y prudencia" y advirtieron un nuevo modus operandi de los últimos atentados de corte yihadista. Las investigaciones sobre "las conexiones con otros países" han permitido averiguar, según ha explicado el ministro, que los atentados fueron inducidos desde el exterior.

Además, ha valorado las más de 800 detenciones que los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado han llevado a cabo en la lucha contra el terrorismo yihadista en los últimos años.

El Ministerio del Interior ha planteado este lunes a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) una revisión de los planes generales de seguridad de las ciudades y que se estudien planes parciales atendiendo a las circunstancias de determinados lugares.

Zoido ha mantenido este lunes una reunión con el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, para estudiar vías de cooperación en materia de lucha contra el terrorismo tras los atentados del pasado jueves en Barcelona y Cambrils.

Tras la reunión, el ministro ha explicado que ambos han coincidido en que las juntas locales de seguridad son el instrumento "idóneo" para "definir los espacios que puedan ser objetivo de mayor presencia de operativos policiales o medidas pasivas de seguridad", ya que son las que más conocen el funcionamiento de cada ciudad.

La mesa de evaluación de la amenaza terrorista ha decidido este sábado mantener en España el nivel 4 de alerta, de una escala de 5, tras los atentados de Cataluña del pasado jueves, pero incorporando "medidas adicionales" de seguridad, según ha anunciado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. En rueda de prensa tras la reunión, el titular de Interior ha explicado que los expertos en lucha antiterrorista han recomendado de manera "unánime" mantener el nivel 4 y no aumentarlo a 5, que supondría recurrir desplegar a las Fuerzas Armadas para evitar atentados, porque, ha asegurado, "no se dan las condiciones", ya que el nivel máximo implicaría riesgo de atentado inminente y no "hay constancia" de ello.

El ministro del Interior, Juan Antonio Zoido, ha comunicado que los máximos responsables de la lucha antiterrorista han acordado, por unanimidad, mantener el nivel 4 (sobre 5) de alerta antiterrorista, aunque habrá un refuerzo de la seguridad en cuatro ámbitos. De este modo, se van a reforzar los dispositivos de seguridad en lugares o eventos de afluencia masiva, con especial énfasis en las zonas de afluencia turística; se va intensificar la prevención en potenciales objetivos de ataques terroristas; también se reforzarán los dispositivos de reacción frente a un hipotético atentado; y, por último, se estrechará la colaboración con las policías locales, con la finalidad de incorporar las capacidades de estos cuerpos al desarrollo de las medidas recogidas en el plan de prevención y protección antiterrorista.