arriba Ir arriba

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha advertido este martes que "solo convocando elecciones", "no se arreglan las cosas" y por tanto, el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no evitaría que se aplicarán las medidas del artículo 155 de la Constitución, acordadas en el Consejo de Ministros extraordinario del pasado sábado y que previsiblemente se aprobarán en el Senado el próximo viernes.

En una entrevista en Las Mañanas de RNE, Catalá ha asegurado que "el incumplimiento flagrante de la Constitución y el Estatut" no se soluciona únicamente con una celebración de unos comicios autonómicos, pues a su juicio, se precisa también que Puigdemont confirme que "no ha declarado la independencia de Cataluña" y "cumpliendo con la legalidad".

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha valorado en Las mañanas de RNE la intención del presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, de acudir al Senado a exponer sus apelaciones a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, pero ha advertido que eso no es suficiente. Tal como ha subrayado, es necesario un compromiso de cumplimiento de la legalidad.

"Si viene al Senado y viene con una declaración de independencia efectuada en el Parlamento anteriormente, yo creo que esto es una declaración de intenciones de ser contumaz en un planteamiento que le pone al margen de la Constitución, al margen de la ley y que además le somete a una responsabilidad personal desde el punto de vista jurídico muy importante", ha señalado.

El caso Gürtel ha vuelto a colarse en la sesión de control también en una pregunta de la diputada de Unidos Podemos Noelia Vera al ministro de Justicia, Rafael Catalá. Vera ha acusado al PP de usar la "bandera" y la crisis en Cataluña para "tapar su corrupción" y Catalá le ha pedido "respeto" a la presunción de inocencia y a lo que dicen los jueces y fiscales.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado este lunes en una entrevista en Los Desayunos de TVE, que el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, "no puede" declarar la independencia tras el referéndum celebrado el 1 de octubre. Catalá ha advertido de que, si lo hace, "entonces habrá que aplicar la ley". Pese a ello, el ministro de Justicia se ha mostrado cauto ante una posible aplicación del artículo 155 de la Constitución: "No estamos para dividir a los españoles" ha señalado.

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha lanzado un aviso a la Generalitat sobre su petición a los alcaldes catalanes para que cedan locales para el referéndum del 1 de octubre: "Confío en que les dejen en paz y que no los obliguen a hacer lo que no se puede hacer", ha señalado.

En una entrevista en Los Desayunos de TVE, Catalá ha insistido en que no se puede "coaccionar", ni obligar a nadie a "hacer algo contrario a la ley".

Aún así ha querido rebajar la tensión y ha asegurado que nadie irá a la cárcel tras el 1 de octubre, como tampoco nadie fue encarcelado por la consulta del 9N.

Manuel Moix ha dicho este viernes que su decisión de dimitir como fiscal jefe Anticorrupción obedece a motivos personales para proteger a su familia, "que no tiene por qué estar sometida a la presión de los medios de comunicación", y también a la institución de la Fiscalía, aunque mantiene que él no ha cometido "ni irregularidades ni ilegalidades".

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha subrayado este miércole que mantiene su "plena confianza" en el ministro de Justicia, Rafael Catalá, y en el fiscal general del Estado y el fiscal Anticorrupción pese a la reprobación que los tres recibieron ayer por parte del pleno del Congreso. Un día después de la reprobación de la Cámara Baja a Catalá, José Manuel Maza y Manuel Moix, Rajoy ha confirmado que no piensa cesarlos, mientras el portavoz socialista, Antonio Hernando, le ha acusado de "vivir en vilo a merced de la corrupción" y le ha exigido que acuda en persona a declarar en el juicio por el caso Gürtel. "Olvídese del plasma", le ha pedido Hernando al presidente del Gobierno, quien por su parte ha replicado al portavoz del PSOE aludiendo a las primarias de su partido, y ha señalado que espera que el próximo domingo llegue "su Pentecostés" y los socialistas "dejen de hacer méritos para que gane uno y no pierda otro".

El ministro de Justicia, Rafael Cataláreprobado por el Congreso con el apoyo de toda la oposición, afirma que "Rajoy es quien debe cesar a un ministro y yo confío en mi presidente". "Sin duda es una declaración de intención del Congreso de los Diputados, pero yo le aseguro que tengo el convencimiento personal e íntimo de que estamos haciendo lo correcto en el Ministerio de Justicia, estamos trabajando por una justicia profesional e independiente y me parece que el planteamiento que se hace en un Estado de Derecho no se puede acusar sin pruebas", explica.

El Pleno de Congreso ha reprobado esta tarde con el apoyo unánime de todos los grupos del arco parlamentario, salvo el PP, al ministro de Justicia, Rafael Catalá; al fiscal general del Estado, Jose Manuel Maza; y al fiscal jefe de Anticorrupción, Manuel Moix. Ante la presencia del propio Catalá, quien ha asistido desde su escaño a todo el debate, la Cámara ha avalado la moción de reprobación presentada por los socialistas contra él por su "responsabilidad política directa" en el caso Lezo y en los nombramientos "a dedo" de Maza y Moix, así como por "poner el Ministerio de Justicia al frente de una estrategia de defensa de los corruptos del PP". Por su parte, el ministro de Justicia ha asegurado que sólo el presidente del Gobierno puede nombrar y cesar ministros.

El fiscal general del Estado, José Manuel Maza, ha manifestado que seguirá ejerciendo su responsabilidad al frente de la institución y ha destacado que "no existe un solo dato objetivo" que le haga arrepentirse de la designación de Manuel Moix al frente de la Fiscalía Anticorrupción, de cuyo trabajo está "satisfecho" y cree que está demostrando "valentía" y "firmeza" para ocupar el puesto. Maza ha comparecido ante la Comisión de Justicia del Congreso por la actuación de la Fiscalía en el caso Lezo, dos meses después de hacerlo ante esta misma comisión por el papel del Ministerio Público en relación a la decisión de no imputar al ya expresidente de Murcia Pedro Antonio Sánchez.

El PSOE ha amenazado este miércoles con pedir la reprobación del ministro de Justicia, Rafael Catalá, por las presuntas "injerencias" en la Fiscalía Anticorrupción en relación al caso Lezo y por su relación con el ahora detenido expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González, si no presenta antes su dimisión. Al respecto, el titular de Justicia ha rechazado que vaya a presentar su dimisión y ha asegurado que seguirá trabajando por "el interés de los ciudadanos", tal y como ha he hecho "en los últimos 30 años". En este sentido, ha alegado que sigue contando con la "confianza" de quien le nombró, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. "Estoy nombrado por el presidente del Gobierno; tengo la confianza de quien tengo que tenerla", ha recalcado.

El PSOE ha anunciado este miércoles de que pedirá la reprobación del ministro de Justicia, Rafael Catalá, por las "injerencias" en la Fiscalía Anticorrupción si no presenta antes su dimisión. En la sesión de control al Gobierno en el Congreso, la diputada socialista Isabel Rodríguez ha instado a Catalá a dimitir este mismo miércoles por el caso Lezo y le ha advertido que si no lo hace, pedirán su reprobación en la Cámara la próxima semana.

Al respecto, el titular de Justicia ha rechazado que vaya a presentar su dimisión y ha alegado que sigue contando con la confianza de quien le nombró, en referencia al presidente del Gobierno. Además, ha vuelto a defender la autonomía de la Fiscalía y ha reiterado que "funciona con eficacia" en la lucha contra la corrupción, y ha puesto de ejemplo el encarcelamiento del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González.