Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

El presidente estadounidense, Barack Obama, y su esposa Michelle pusieron el broche a su fiesta de investidura con un baile a ritmo de "soul" lleno de guiños de complicidad entre ambos y que cerró a una jornada que para el mandatario demuestra "la majestuosidad de nuestra democracia".

El baile inaugural en el Centro de Convenciones de Washington culminó con la pareja presidencial abrazada al ritmo "Let's stay together", interpretado en el mismo escenario por la cantante y actriz Jennifer Hudson.

El aspirante republicano Mitt Romney ha pasado a la ofensiva contra el presidente, Barack Obama, en el primer cara a cara entre ambos, que ha girado casi exclusivamente en torno a la economía. Las menciones a programas sociales como sanidad y educación se han abordado, también, desde la perspectiva de su financiación.

Antes de entrar en el áspero debate, plagado de cifras, el presidente ha tenido un recuerdo para su esposa, Michelle Obama, en el día de su aniversario, un momento de sentimentalidad al que Romney ha puesto algo de humor. "Creo que es el peor escenario para celebrarlo que se podría imaginar, aquí conmigo. Felicidades".

Obama llegará este miércoles a Charlotte para intervenir mañana jueves. El primer día de la convención se ha centrado en subrayar el aspecto más humano del presidente y sus logros estos cuatro años. Y otro nombre propio ha ocupado también muchos titulares: Julián Castro, el alcalde de Texas, al que llaman "el Obama hispano".

La Convención Demócrata que se ha inaugurado en Charlotte nominará oficialmente a Barack Obama como candidato del partido a la reelección en los comicios del próximo 6 de noviembre. En los primeros discursos, políticos y personalidades del Partido Demócrata han defendido con entusiasmo al presidente como un líder necesario para que Estados Unidos vaya hacia adelante. La primera dama, Michelle, que ha ofrecido el discurso estelar de esta noche, y el vicepresidente Jou Baiden ya están en Charlotte, mientras que Obama llegará hoy a la ciudad.

Barack Obama se da un baño de masas y regresa a la Casa Blanca, desde donde seguirá el comienzo de la convención del Partido Demócrata, en la que no intervendrá hasta el jueves. Quien sí hablará hoy es su esposa, Michelle Obama. Y también subirán a la tribuna de oradores la hermana del presidente y su cuñado. Será una convención volcada en convencer de los logros conseguidos en 4 años de gobierno demócrata.

Michelle Obama ha visitado la sala de Charlotte,en Carolina del Norte, donde, en unas horas, arranca la convención de los demócratas. La mujer del presidente de Estados Unidos intervendrá en esta primera jornada con un mensaje dirigido a captar el voto femenino. La convención, igual que la republicana, durará tres días. Tres intensas jornadas en las que los demócratas quieren destacar sus logros de estos cuatro años y también,

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha criticado las políticas económicas de su rival republicano, Mitt Romney. Horas antes de desplazarse a Charlotte (Carolina del Norte), para la convención demócrata, Obama se refirió además a la Convención Republicana que tuvo lugar la semana pasada en Tampa (Florida), tres días que consideró "repletos de una agenda del siglo pasado".

"Era como ver imágenes en una televisión en blanco y negro y con antenas", ironizó Obama, que esta semana será nominado candidato del Partido Demócrata en la convención que comienza el martes en Charlotte (Carolina del Norte).

Mientras tanto, la primera dama, Michelle Obama, era la primera en visitar el centro de convenciones donde se reunirán los demócratas.