Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

Continuismo o alternancia perfectalos chilenos eligen presidente este domingo en una disputada segunda vuelta que plantea como alternativa dar continuidad a las políticas de corte social impulsadas por Michelle Bachelet, apoyando al senador Alejandro Guillier, o devolver a La Moneda al empresario Sebastián Piñera, que promete acelerar el crecimiento económico y la creación de empleo.

El resultado de los comicios es incierto y se adivina estrecho, toda vez que Piñera, que aparecía como favorito destacado antes de la primera vuelta, ha visto como su ventaja se encogía, mientras que Guillier, que lidera la fracción mayoritaria de una izquierda que concurría dividida por primera vez desde la reinstauración de la democracia en 1990, ha conseguido recabar los apoyos de otros sectores progresistas.

El conservador Sebastián Piñera ha sido el ganador de la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Chile. Tendrá que disputar la segunda vuelta, el próximo 17 de diciembre, con el candidato oficialista, el socialista, Alejandro Guillier. La izquierdista Beatriz Sánchez ha dado la sorpresa al superar el 20% de los votos cuando en los sondeos no llegaba al 10%.

Chile celebra este domingo la primera vuelta de unas elecciones presidenciales que apuntan a una alternancia perfecta, con el conservador Sebastián Piñera como favorito para suceder, por segunda vez, a Michelle Bachelet, si bien la clave estriba en si será capaz de alcanzar el palacio de La Moneda con esta votación o bien deberá ratificarlo en segunda vuelta, lo que podría unir a una izquierda que, por primera vez desde el final de la dictadura, concurre dividida a los comicios.

El gobierno de Bachelet destinará más de 700,000 euros a la ciudad, declarada zona catastrófica y ha pedido ayuda aérea a Argentina para combatir el fuego. Mientras bomberos, brigadas forestales, soldados, una docena de helicópteros y aviones cisterna continúan luchando contra los focos que siguen activos, aprovechando que han mejorado las condiciones metereológicas aunque parece que van a necesitar días para extinguir del todo el incendio.

La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, ha aterrizado en la base aérea Los Cóndores, en Iquique, la zona afectada por el terremoto el terremoto de 8,2 de magnitud en la escala abierta de Richter que ha sacudido la zona y provocó una alerta de tsunami en toda la costa del país. Las autoridades han confirmado la muerte de seis personas y que más de 972.000 han sido evacuadas, según el último balance de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) de Chile.

FRAN SEVILLA (Corresponsal de RNE en Latinoamérica).- Michel Bachelet, la candidata del centro-izquierda, volverá dentro de tres meses al Palacio de la Moneda como presidenta de Chile, tras una victoria arrolladora frente a la candidata de la derecha y del actual Gobierno, Evelyn Matthei. La presidenta electa ha reiterado su compromiso con reformas profundas.

La presidenta electa de Chile, Michelle Bachelet, ha agradecido el amplio respaldo del 62,15% que ha obtenido en la segunda ronda electoral, que le va apermitir asumir su segundo mandato en Chile a partir de marzo. Bachelet se ha convertido así en la primera mujer reelegida presidenta del país, tras vencer en la segunda vuelta de los comicios a la candidata de la derecha, Evelyn Matthei.

Michele Bachelet se ha convertido así en la primera mujer reelegida presidenta del país, tras vencer en la segunda vuelta de los comicios a la candidata de la derecha, Evelyn Matthei.

Su contrincante en los comicios, ha admitido su derrota y ha felicitado a la ganadora personalmente en su cuartel general.

Bachelet ha agradecido a sus partidarios la victoria "Hoy abrimos una nueva etapa (...) Debemos marcar un nuevo destino y estoy al servicio de ustedes compatriotas", ha señalado.

La de Chile es una segunda vuelta histórica, porque las dos candidatas son mujeres. Y, porque venza la que venza, el 45%, casi la mitad de la población de Latinoamérica, estará presidida por una mujer. En la Unión Europea, sin embargo, no llega al 20 por ciento el porcentaje de ciudadanos que tiene una jefa de estado o de gobierno.