Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La gerente del PSC, el partido de los socialistas catalanes, ha sido hoy imputada en el caso del supuesto espionaje político. La policía ha acudido hoy a la sede del PSC y ha requisado su ordenador. Con ella son ya cinco los imputados en la supuesta trama vinculada a la agencia de detectives Método3.

Dice que no quiere dañar la imagen de la Generalitat, después de que se le haya vinculado a la presunta trama de espionaje a políticos a través de Método 3. Martorell tuvo relación con la agencia de detectives cuando era jefe de seguridad del Barça. Para la oposición no es suficiente esta dimisión y ha pedido la comparecencia del conseller de Justicia, de quien dependía Martorell.

Sobre la trama de presuntos espionajes a políticos en Cataluña, hoy se ha sabido que el Futbol Club Barcelona pagó casi 12 mil euros por dos informes encargados por Xavier Martorell, actual director general de Servicios Penitenciarios y entonces director de seguridad del club. El objetivo del espionaje fueron dos concejales de Unió.

La líder del PP catalán, Alícia Sánchez Camacho, y la exnovia de Jordi Pujol Ferrusola Victoria Alvarez han reconocido sus voces en la cinta de audio que el juez ha reproducido de su encuentro en el restaurante barcelonés La Camarga el 7 de julio de 2010 y que grabó la agencia de detectives Método 3. Así lo ha explicado Alvarez este lunes en declaraciones a los medios después de comparecer como testigo ante el Juzgado de Instrucción 14 y los fiscales anticorrupción: "Es la comida que tuvimos Alícia y yo en La Camarga". Ha asegurado que el juez y los fiscales le han preguntado por qué habían quedado ella y Camacho ese día en el restaurante, a lo que ha respondido que era un almuerzo entre dos amigas y que se situaron en un reservado "para estar tranquilas hablando".

El juez ha citado para hoy como testigos a la presidenta del PPC, Alicia Sánchez-Camacho, y a María Victoria Álvarez, expareja de Jordi Pujol Ferrusola, para que declaren sobre el almuerzo que ambas compartieron en 2010 y que fue grabado por la agencia de detectives Método 3.

El juez que investiga la supuesta escucha ilegal durante un almuerzo en el restaurante "La Camarga" de Barcelona tomará declaración a Sánchez-Camacho en condición de testigo y como perjudicada, después de que haya sido admitida su petición de personarse como acusación particular en la causa.