Enlaces accesibilidad

arriba Ir arriba

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha explicado este jueves que no corresponde al Gobierno realizar ninguna oferta sobre autogobierno en Cataluña si no que el contenido de un posible nuevo Estatut recae en los partidos catalanes. Por ello, ha instado a generar nuevos consensos en el Parlament para acordar un nuevo texto. "No es que el Gobierno oferte nada, los textos surgen de los parlamentos y de los consensos de las fuerzas políticas de esos parlamentos", ha asegurado Batet, quien ha recordado que un nuevo Estatut necesitaría el voto favorable de dos terceras partes del Parlament para su aprobación. Por otro lado, ha anunciado que en los Presupuestos Generales del Estado para 2019 incluirán un "cambio significativo" en la inversión pública en Cataluña, ya que el compromiso del Gobierno es cumplir con lo que dice el Estatuto de Autonomía en esta materia.

La ministra de Política Territorial y Función Pública se ha comprometido con los sindicatos a mantener los acuerdos que firmaron con el anterior Gobierno para mejorar las condiciones laborales de los funcionarios. CC.OO., UGT y CSIF confían en que se reviertan los recortes para abordar las reformas que necesita la administración. Batet ha anunciado que lanzará este lunes las instrucciones para que la subida de los salarios de los funcionarios de la Administración General del Estado (AGE) se pueda ver reflejada en las nóminas "lo antes posible".

La ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, ha dicho en Las mañanas de RNE que el primer objetivo del Gobierno en Cataluña es poner las bases del diálogo. Considera que es el momento de abordar la crisis territorial desde la política, en el Congreso, contando con las comunidades autónomas, aunque con límites como el llamado "derecho a decidir". "Nos hemos pronunciado muchísimas veces, no contemplamos esa posiblidad, como no la contemplan la inmensa mayoría de constituciones del mundo, de hecho no hay ningún país occidental equiparable a España que tenga nada parecido a eso", ha subrayado Batet, que pide al gobierno catalán que trabaje para recuperar la convivencia.

La reforma constitucional es "urgente, necesaria y viable", asegura Meritxell Batet. Cree que hay que renovar el pacto territorial. Y para ello le pide a todos los partidos que acudan a la mesa de diálogo del Congreso. La búsqueda de acuerdos, dice, tiene que basar las relaciones con Cataluña. "La actitud del Gobierno de España va a ser la de escuchar, la de dialogar, llegar a consensos. Lo que esperamos es que todas las instituciones, el resto de instituciones, gobiernos autonómicos, y también de entes locales, vayan con esa misma actitud", ha afirmado la ministra de Política Territorial y Función Pública.